La sexualidad en pacientes con afecciones cardíacas

El ejercicio de la función sexual en pacientes con afecciones cardíacas suele ser un tema que despierta muchas dudas y temores.

Isbelia Farías

    La sexualidad en pacientes con afecciones cardíacas

    Los problemas circulatorios, relacionados con las patologías cardíacas, están asociados con las disfunciones sexuales debido a que afectan la irrigación genital.

    Aunado a ello, las alteraciones sexuales en pacientes con afecciones cardíacas también pueden relacionarse con el tratamiento farmacológico, además de los aspectos psicológicos, como el miedo y la depresión, sobre todo luego de haber padecido un cuadro agudo de esta patología.

    Afecciones cardíacas y sexualidad

    Las principales alteraciones sexuales que padecen las mujeres con afecciones cardíacas son la disminución del deseo y la insatisfacción sexual; en el caso de los hombres, es la disfunción eréctil.

    Respecto a los estudios, son mayores aquellos en los que se ha abordado el tema de las afecciones cardíacas con relación a la disfunción eréctil, mientras que en el caso de las mujeres con esta patología, las disfunciones sexuales han sido menos estudiadas.

    Quienes padecen de insuficiencia cardíaca, suelen experimentar cansancio, fatiga o sensación de quedarse sin aliento cuando hacen alguna actividad física. Esta falta de aire al ejercitarse lleva a que muchos se pregunten si es seguro tener relaciones sexuales.

    Las personas con afecciones cardíacas suelen preocuparse si al tener relaciones sexuales podrían dañar más su corazón, especialmente si han tenido un procedimiento o una cirugía.

    Los efectos secundarios de algunos medicamentos también podrían disminuir el deseo sexual; no en vano muchas personas con afecciones cardíacas manifiestan que tienen menos actividad sexual, o ninguna, debido a la salud de su corazón.

    No obstante, la actividad sexual es un factor importante en la vida y también permite que la pareja mantenga contacto. Pero, ¿cómo se puede lograr esto si se padece de insuficiencia cardíaca?

    En primer lugar, el paciente debe continuar con el plan de rehabilitación cardíaca, puesto que se trata de un programa que cuenta con supervisión, educación y actividad física, lo cual ayuda a que la salud del corazón mejore y a que se desarrolle resistencia luego de haber vivenciado un evento cardíaco.

    La Asociación Americana del Corazón señala que la rehabilitación cardíaca y el ejercicio pueden contribuir a que el riesgo relacionado con la actividad sexual disminuya.

    Asimismo, señala que lo ideal es no tener relaciones sexuales hasta que el médico lo autorice, ya que, si se padece de insuficiencia cardíaca de clase IV, entonces se considera que la persona tiene un alto riesgo de sufrir complicaciones si mantiene relaciones sexuales. Lo mismo ocurre si se ha sometido recientemente a una cirugía cardíaca.

    La intimidad

    La intimidad implica una relación estrecha, por lo que no tiene que estar vinculada necesariamente con la penetración. Igualmente, es necesario aclarar que la sexualidad es mucho más amplia de lo que se cree.

    Para los pacientes que sufren de afecciones cardíacas, lo más importante es tomar los medicamentos tal como se le ha indicado el especialista, sin abandonarlos por temor a los efectos secundarios que puedan provocar en el área sexual, así como tampoco se debe probar con plantas medicinales ni suplementos para aumentar el deseo sexual.

    Los médicos, en el momento oportuno, indicarán a la persona afectada cuándo puede reiniciar su vida sexual, volver a sus labores diarias o participar en programas de ejercicios.

    Las personas con patologías cardíacas suelen presentar alteraciones en el corazón, o deterioro del sistema arterial y venoso, lo que lleva a que la red de vasos alrededor de la zona genital se vea afectada en la fase de excitación y no se progrese en el ciclo de la respuesta sexual humana (deseo, excitación y orgasmo).

    En pacientes menores de 60 años, que no hayan padecido ningún tipo de afección cardiovascular, pero que presenten disfunción eréctil, se les debe prestar atención, ya que esta alteración sexual podría ser el resultado de un mal funcionamiento en los vasos que rodean los genitales y podría ser una alerta de que algo en el sistema circulatorio no funciona bien.

    Alternativas para establecer conexión sexual

    Cuando uno de los componentes de la pareja sufre de una afección cardíaca, lo que se espera es el apoyo de su pareja. Evitar la vergüenza al momento de hablar sobre la sexualidad es crucial.

    Quienes padecen afecciones cardíacas suelen sentir temor a la muerte, o a sufrir un nuevo episodio durante el coito, por lo que la comprensión es importante.

    Además, existe un mito extendido según el cual la sexualidad comprende solo la penetración y esta es una creencia errónea.

    La sexualidad es mucho más amplia y existen diferentes opciones para disfrutar en pareja y establecer intimidad, sin necesidad de la penetración. De hecho, no todas las mujeres logran un orgasmo por medio de la penetración.

    Una de las alternativas a las cuales podría recurrir la pareja es a los besos y las caricias, además de los masajes o el sexo tántrico, una práctica oriental ancestral que no se enfoca en la penetración, sino en la mirada, las caricias suaves y la conexión sexual espiritual.

    El sexo tántrico es más meditativo y ni siquiera está enfocado en la obtención del orgasmo, sino en vivenciar lentamente las sensaciones del cuerpo y el intercambio y movimiento de la energía sexual para sanar y alcanzar cierto tipo de iluminación.

    Es destacable que el órgano más grande del cuerpo es la piel y es allí en donde reside el enfoque de esta perspectiva tántrica, más que en los genitales. Por medio de la práctica del sexo tántrico, se pueden poner en ejecución algunas posturas que no requieren mayor esfuerzo, preparar un ambiente con música, una temperatura regulada, jugar con las miradas y todo con calma para conseguir placer incluso en áreas inexploradas.  

    Este tipo de sexo permite la relajación de los cuerpos y la vinculación erótica y emocional de la pareja.

    Finalmente, más allá de sí se trata de un paciente con afecciones cardíacas o no, lo importante es desmontar el mito del coitocentrismo¸ desde el cual se considera que todo gira en torno a la penetración, pues, la vida sexual satisfactoria implica mucho más.

    Esta información es solo divulgativa; quienes deseen tener sexo con penetración y padezcan de afecciones cardíacas, siempre deben esperar la recomendación del médico y no dudar consultar con el especialista ante cualquier duda. 

    Mas noticias de Cardiología