Agregar sal a los alimentos se relaciona con mayor riesgo de muerte prematura, según estudio

Las personas que le agregan sal a los alimentos de forma constante tienen un 28 % más de riesgo de morir antes de los 75 años.

Luisa Ochoa

    Agregar sal a los alimentos se relaciona con mayor riesgo de muerte prematura, según estudio

    Agregar sal a los alimentos en la mesa se relacionó con un mayor riesgo de muerte prematura y una menor esperanza de vida, independientemente de la dieta, el estilo de vida, el nivel socioeconómico y las enfermedades preexistentes, según un nuevo estudio.

    En el estudio de más de 500.000 personas, en comparación con las que nunca o rara vez añadían sal y las que siempre añadían sal a sus alimentos, tenían un 28 % más de riesgo de morir prematuramente (definida como la muerte antes de los 75 años).

    Los resultados publicados en línea en el European Heart Journal, también mostraron que agregar sal a los alimentos estaba relacionado con una menor esperanza de vida. A la edad de 50 años, la esperanza de vida se redujo en 1,5 años en las mujeres y en 2,28 años en los hombres que siempre agregaban sal a sus alimentos en comparación con los que nunca o rara vez lo hacían.

    Sin embargo, estos mayores riesgos parecían atenuarse con el aumento de la ingesta de alimentos con alto contenido de potasio (verduras y frutas).

    "Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que analiza agregar sal a las comidas como una medida única para la ingesta de sodio en la dieta. Tal medida es menos probable que se vea afectada por otros componentes dietéticos, especialmente la ingesta de potasio", explicó el autor principal, Lu Qi, MD, Escuela de Salud Pública y Medicina Tropical de la Universidad de Tulane, Nueva Orleans, Luisiana.

    "Nuestro estudio proporciona evidencia de apoyo desde una perspectiva novedosa para mostrar los efectos adversos del alto consumo de sodio en la salud humana, que sigue siendo un tema controvertido. Nuestros hallazgos respaldan el consejo de que la reducción del consumo de sal mediante la reducción de la sal añadida a las comidas puede beneficiar la salud y mejorar la esperanza de vida. Nuestros resultados también sugieren que un alto consumo de frutas y verduras es beneficioso para reducir los efectos adversos de la sal", añadió.

    El vínculo entre la sal alimentaria y la salud es objeto de un debate de larga data

    En el artículo, los investigadores explican que la relación entre la ingesta de sal en la dieta y la salud sigue siendo un tema de debate de larga data, ya que estudios previos sobre la asociación entre la ingesta de sodio y la mortalidad han mostrado resultados contradictorios.

    Atribuyen los resultados inconsistentes a la baja precisión de la medición del sodio, señalando que la ingesta de sodio varía mucho de un día a otro, pero la mayoría de los estudios anteriores se han basado en gran medida en la recolección de orina de un solo día o en una encuesta dietética para estimar la ingesta de sodio, que es inadecuada para evaluar los niveles de consumo habituales de un individuo.

    También señalan que es difícil separar las contribuciones de la ingesta de sodio y potasio a la salud con base en los métodos actuales para medir el sodio y el potasio en la dieta, y esto puede confundir la asociación entre la ingesta de sodio y los resultados de salud.

    Señalan que la hipótesis de que una ingesta alta de potasio puede atenuar la asociación adversa de la ingesta alta de sodio con los resultados de salud se ha propuesto durante muchos años, pero los estudios que evalúan la interacción entre la ingesta de sodio y la ingesta de potasio en el riesgo de mortalidad son escasos.

    Agregar sal a los alimentos en la mesa es un comportamiento alimentario común directamente relacionado con la preferencia a largo plazo de un individuo por los alimentos salados y el consumo habitual de sal, dicen los autores, y agregan que la sal de mesa de uso común contiene 97% a 99% de cloruro de sodio, lo que minimiza los posibles efectos de confusión de otros factores dietéticos, incluido el potasio.

    "Por lo tanto, agregar sal a los alimentos proporciona una evaluación única para evaluar la asociación entre la ingesta habitual de sodio y la mortalidad".

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Cardiología