La Diabetes y el colesterol

En la actualidad la diabetes está siendo reconocida como una de las enfermedades crónicas más prevalentes a nivel mundial.

Redacción MSP

    La Diabetes y el colesterol

    Así mismo, en la población puertorriqueña se registra un promedio entre el 14 % y el 16 %, según lo indicado por el Dr. Luis Raúl Ruiz Rivera, endocrinólogo y pasado presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED), en un artículo escrito para la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), en el que además indicó que, esta incidencia se debe al estilo de vida de los boricuas.

    "La vida sedentaria, la falta de ejercicios, aumento en consumo de las comidas procesadas y/o comidas rápidas, se asocian al aumento en la prevalencia de esta condición", comenta.

    El galeno también recuerda que, la genética y el historial familiar afectan significativamente la alta tendencia que tiene Puerto Rico a desarrollar diabetes tipo 2.

    La diabetes se ha correlacionado con niveles altos de colesterol, lo cual es un factor de riesgo de enfermedad aterosclerótica cardiovascular.

    La diabetes

    Las azúcares son una parte esencial en las comidas que el cuerpo necesita para energía y mantener el metabolismo activo. Se encuentran principalmente en los carbohidratos (arroz, viandas, pastas), y en forma de glucosa como en la miel, frutas [fructosa] y azúcares refinadas que son deletéreas al cuerpo principalmente el sistema cardiovascular.

    La glucosa necesita la insulina para entrar en la célula, (concepto de llave y cerradura) y así convertirse en energía para la actividad física y metabolismo. Sabemos que la diabetes se produce por una deficiencia de insulina y/o una resistencia a la insulina.

    Colesterol y diabetes

    El colesterol es un lípido producido en el cuerpo, que se incrementa con la ingesta principalmente de grasas saturadas y cuando está elevado: mayor de 200 mg/dl) produce arteriosclerosis. Es la causa más frecuente de infartos al corazón y de complicaciones crónicas de la diabetes. La combinación de diabetes descontrolada y colesterol alto es nefasta para los seres humanos.

    En términos generales y contrario a lo que se cree el colesterol alto no produce diabetes, pero está relacionado con la ingesta de grasas que contienen los carbohidratos. Por lo tanto no es raro que los mismos alimentos que suben el azúcar aumenten el colesterol.

    Dicho esto, es importante incrementar el consumo de alimentos con fibra soluble abundante, como salvado de avena, frijoles, nopales y frutas con cascara. Si los triglicéridos están elevados hay que disminuir el consumo de hidratos de carbonos simples (refresco, helados, dulces, jugos) y de alcohol.

    Estas son algunas recomendaciones nutricionales para disminuir el nivel de colesterol y triglicéridos:

    - Incrementar el consumo de pescado (2 o 3 veces por semana), pero que no se cocine frito, debe ser empapelado, en caldo o asado.

    - Disminuir el consumo de carne de res o de puerco a 90 gramos dos veces por semana, preferir los cortes magros, como el lomo.

    - Aumentar el consumo de pollo y pavo sin piel (dos a tres veces por semana)

    - Consumir cuando mucho de dos a tres yemas de huevo a la semana. Se pueden preparar las claras como si fuera el huevo completo o usar dos claras por una yema.

    - Reducir el consumo de embutidos y productos de salchichería

    - Utilizar como método de cocción el asado, el horneado, el estofado y el hervido en lugar de freír los alimentos

    - Limitar el consumo de quesos y productos lácteos ricos en grasas y consumir productos descremados, preferir quesos Oaxaca, panela o mozarella.

    - Preferir la leche descremada

    - Al cocinar, usar en forma moderada los aceites vegetales ( maíz, girasol, cártamo) y favorecer el empleo del aceite

    - Aumentar el consumo de leguminosas como sustitutos de productos animales

    - Moderar el consumo de aguacate , aceitunas, nueces, almendras, pistaches y piñones

    - Eliminar o limitar el consumo de grasas saturados: manteca, tocino, mantequilla, chicharrón, chorizo y longaniza

    - Aumentar el consumo de ácidos grasos n-3

    - Evitar los postres ricos en crema y con azúcar concentrada

    - Intentar consumir una comida al día que no contenga productos de origen animal (con excepción de la leche descremada)

    Mas noticias de Cuidado Integral del Paciente Diabético