Complicaciones en la piel del paciente diabético: Conoce cuáles son y cómo cuidarte

Los puntos claves es el cuidado del órgano más grande del cuerpo humano frente a esta enfermedad.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Complicaciones en la piel del paciente diabético: Conoce cuáles son y cómo cuidarte

    La diabetes puede afectar cualquier parte del cuerpo, incluida la piel. Hasta 33 por ciento de las personas con diabetes tienen en algún momento en la vida una afección a la piel causada o afectada por la diabetes

    Respeto a esta condición derivada de los problemas diabéticos, el doctor José García Mateo, endocrinólogo, lipidólogo, y pasado presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología de Puerto Rico, indicó que los avances en tratamientos son claves para evitar mayores complicaciones en este tipo de condiciones de salud. 

    “Hoy en día un final fatal en el paciente es poco común, gracias a los antibióticos y mejores métodos que ofrecen al médico y al paciente un control de la glucosa en la sangre”, indicó el especialista. 

    Sin embargo, el experto explicó para la Revista de Medicina y Salud Pública el tipo de afecciones que pueden afectar la piel de los pacientes con diabetes, no sin antes aclarar que uno de los puntos claves es el cuidado del órgano más grande del cuerpo humano frente a esta enfermedad. 

    “Las personas con diabetes tienen más infecciones bacterianas que los pacientes sanos. Sin embargo, con un cuidado integral entre el equipo médico y los pacientes es posible reducir las infecciones derivadas de la diabetes, todo está en el cuidado de la piel con los productos correctos”, aseguró García Mateo

    Quien añadió que parte de las recomendaciones son por parte de la Asociación Americana de Diabetes, a la cual consulta permanentemente para estar al día junto a sus colegas en la Isla

    Afecciones de la piel relacionadas con la diabetes

    Acantosis nigricans

    Acantosis nigricans es una afección en que se presentan parches elevados de apariencia bronceada o marrón en los lados del cuello, las axilas y la ingle. A veces también salen en las manos, codos y rodillas.

    La acantosis nigricans generalmente afecta a las personas que tienen mucho sobrepeso. El mejor tratamiento es perder peso. Algunas cremas pueden ayudar a que las manchas mejoren.

    Dermopatía diabética

    La diabetes puede causar cambios en los vasos sanguíneos más pequeños. Estos cambios pueden causar problemas de la piel llamados dermopatía diabética.

    A menudo la dermopatía se presenta como manchas escamosas marrones. Estas manchas pueden ser ovaladas o circulares. Algunas personas piensan que son manchas por la edad. Este trastorno ocurre más a menudo en la parte frontal de las piernas. Pero es posible que las piernas no se vean afectadas al mismo grado. Las manchas no duelen, ni se abren ni pican.

    La dermopatía es inofensiva y no requiere tratamiento.

    Necrobiosis lipoídica diabética

    Otra enfermedad que puede ser a causa de cambios en los vasos sanguíneos es la necrobiosis lipoídica diabética (NLD). Esta produce manchas similares a la dermopatía diabética, pero en menor cantidad, más grandes y más profundas.

    La necrobiosis a menudo surge como una zona opaca, rojiza y elevada. Después de un tiempo, parece una cicatriz brillante con borde violeta. Es posible ver los vasos sanguíneos debajo de la piel más fácilmente. A veces causa picazón y dolor. A veces las manchas se abren.

    La necrobiosis es poco común. Las mujeres adultas son más propensas a ella. Mientras las llagas no se abran, no necesita tratamiento. Pero si tiene llagas abiertas, vaya al médico para que le haga un tratamiento.

    Reacciones alérgicas

    Las reacciones alérgicas de la piel pueden ocurrir como reacción a medicamentos como las pastillas de insulina o para la diabetes. Si piensa que está teniendo una reacción a un medicamento, debe consultar con su médico. Esté atento a erupciones, depresiones o protuberancias en los puntos donde se inyecta insulina.

    Ampollas diabéticas (Bullosis diabeticorum)

    En ocasiones poco frecuentes, a las personas con diabetes les salen ampollas. Las ampollas diabéticas pueden salir en el dorso de las manos, dedos, pies y a veces en las piernas o antebrazos. Estas llagas parecen ampollas debidas a quemaduras y a menudo les salen a personas con neuropatía diabética. A veces son grandes, pero no duelen ni causan enrojecimiento a su alrededor. Se curan solas, generalmente sin causar cicatrices, en aproximadamente tres semanas. El único tratamiento es controlar el nivel de glucosa en la sangre.

    Xantomatosis eruptiva

    La xantomatosis eruptiva es otra afección causada por la diabetes no controlada. Consiste en dilataciones de la piel que se ven firmes, amarillentas y parecen guisantes o arvejas. Cada bulto tiene un halo rojo y quizá pique. Esta afección ocurre con mayor frecuencia en el dorso de las manos, pies, brazos, piernas y glúteos.

    El trastorno generalmente ocurre en hombres jóvenes con diabetes de tipo 1. A menudo, la persona tiene un alto nivel de colesterol y grasa en la sangre. Al igual que las ampollas diabéticas, estas protuberancias desaparecen cuando se restablece el control de la diabetes.

    Esclerosis digital

    A veces las personas con diabetes tienen la piel apretada, gruesa y cerosa en el revés de las manos. A veces la piel en los dedos de los pies y la frente también se engrosa. Las articulaciones de los dedos se ponen rígidas y no pueden moverse como deberían. En pocas ocasiones, las rodillas, tobillos o codos también se ponen tiesos.

    Esta afección se presenta en aproximadamente un tercio de las personas que tienen diabetes de tipo 1. El único tratamiento es controlar el nivel de glucosa en la sangre.

    Granuloma anular diseminado

    Con el granuloma anular diseminado, la persona tiene zonas elevadas muy definidas y en forma de aro o arco en la piel. Estas erupciones ocurren con mayor frecuencia en partes del cuerpo lejos del tronco (por ejemplo, los dedos u orejas). Pero a veces las zonas elevadas ocurren en el tronco. Pueden ser rojizas, parduzcas o del color de la piel.

    Buen cuidado de la piel

    Puede hacer varias cosas para evitar problemas de la piel:

    Controle bien su diabetes. Las personas con un alto nivel de glucosa tienden a tener la piel reseca y menos capacidad de combatir bacterias dañinas. Ambos factores aumentan el riesgo de infección.

    *Mantenga la piel limpia y seca. Use talco en puntos de contacto de piel con piel, como las axilas y la ingle.

    *Evite los baños y duchas muy calientes. Si tiene la piel seca, no tome baños de burbujas. Los jabones humectantes pueden ayudar. Luego use una crema regular de piel, pero no se la ponga entre los dedos. La humedad adicional en esa zona puede contribuir a que le salgan hongos.

    *Evite la piel reseca. Si tiene comezón o sequedad en la piel, rascarse puede causar llagas e infecciones. Póngase humectante en la piel para evitar que se raje, especialmente cuando hace mucho frío o viento.

    *Cúrese los cortes de inmediato. Lave los cortes leves con agua y jabón. No use antiséptico de mercurio cromo, alcohol o yodo para limpiar la piel porque son demasiado fuertes. Solo use antibiótico en crema o ungüento si su médico lo aprueba. Tape los cortes leves con una gasa estéril. Vaya al médico de inmediato si tiene un corte, quemadura o infección serios.

    *Durante los meses secos y de mucho frío, mantenga más húmeda su casa. En lo posible, báñese con menos frecuencia durante esos meses.

    *Use champús suaves. No use rociadores de higiene íntima.

    *Vaya al dermatólogo (médico de la piel) si tiene problemas de la piel que no ha podido resolver solo.

    *Cuídese mucho los pies. Examíneselos a diario en busca de llagas y cortes. Póngase zapatos anchos, que le queden bien y sin tacos. Examine sus zapatos en busca de objetos extraños antes de ponérselos.

    Mas noticias de Cuidado Integral del Paciente Diabético