Diferencias entre la artritis reumatoide y la osteoartritis

La artritis reumatoide y la osteoartritis son las enfermedades reumatológicas de mayor prevalencia en Puerto Rico y en el mundo

Luisa María Rendón Muñoz

    Diferencias entre la artritis reumatoide y la osteoartritis

    La artritis puede deberse a causas muy diferentes. Esta enfermedad, en términos generales, indica que hay daño en la articulación, ya sea del hueso o en la articulación. 

    La artritis involucra la degradación de las estructuras articulares, especialmente la del cartílago, encargada de proteger una articulación y permitir que esta se mueva de forma suave, sin causar daños. Además, el cartílago también absorbe el golpe cuando se ejerce presión sobre la articulación. Sin la cantidad usual de cartílago, los huesos bajo el cartílago se dañan y se rozan. Esto causa dolor, hinchazón, inflamación y rigidez.

    Existen más de 100 tipos diferentes de artritis. Sin embargo, saber reconocer las maneras de actuar de cada una de ellas, le permitirá al médico un diagnóstico clínico más preciso. Por eso, la doctora Paloma Alejandro Silva, reumatóloga de Soto-Raíces Mindful Rheumatix  & Medical Research Group, habló con la Revista de Medicina y Salud Pública sobre la diferencia que existe entre la artritis reumatoide, una de las enfermedades autoinmunes más preponderantes en Estados Unidos, y la osteoartritis. 

    Artritis Reumatoide y Osteoartritis

    En la osteoartritis, también llamada osteoartrosis, existe un daño mecánico en las articulaciones y en los cartílagos. Sucede por la edad o por algún trauma. 

    “La osteoartritis no es causada por la inflamación de las articulaciones, a diferencia de la artritis. La osteoartritis es simplemente el desgaste de la coyuntura”, agrega la reumatóloga. 

    En cambio, como asegura la especialista, la artritis reumatoide es una inflamación autoinmune que destruye las articulaciones. Aunque es más prevalente en las mujeres, y en personas de mediana edad, puede ocurrirle a cualquiera. 

    Es por esto que la reumatóloga hizo hincapié en el diagnóstico certero del médico para así poder acercarse a un tratamiento correcto en los pacientes. 

    Tratamiento de la artritis reumatoide (AR) y la osteoartritis (OA)

    El manejo de ambas condiciones es diferente. Los medicamentos y terapias buscan ayudar a disminuir la inflamación, por ejemplo, en la artritis reumatoide; en cambio, en la osteoartritis, no quedan muchas alternativas porque el desgaste ya está hecho, lo que se puede mitigar es el dolor. 

    “En la AR, los medicamentos son inmunosuprimidos que ayudan al paciente a bajar la inflamación en las articulaciones. En la osteoartritis, no hay muchas cosas por hacer porque ya existe un desgaste de la coyuntura. Lo que sí buscamos es manejar el dolor, buscar formas de prevenir que la articulación no se dañe más. Sin embargo, no existen aún medicamentos que ayuden a que la condición no progrese”, puntualiza la reumatóloga Silva. 

    Ahora bien, hay personas que tienen osteoartritis y tiene inflamación, y esto pasa porque el peso, el uso que se le da a la articulación cuando ya está desgastada, dañada, hará que la articulación también tenga una respuesta inflamatoria, aunque esta sea distinta a la que se presenta en pacientes con artritis reumatoide.

     “En la OA, hay un uso y abuso en el desgaste de las articulaciones. En realidad, un paciente puede sufrir de AR y desarrollar OA; a esto lo llamamos osteoartritis secundarias, que ocurre de tanto daño por los años que se lleva con esta enfermedad, ya se vuelve un problema más estructural y mecánico del desgaste de la coyuntura”, concluye la reumatóloga Paloma Alejandro Silva.