Tratamientos en VIH de acción prolongada permiten un "control funcional" de la enfermedad en Puerto Rico

La isla cuenta con diferentes programas que ayudan a cubrir el tratamiento que necesita una persona VIH positivo.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Tratamientos en VIH de acción prolongada permiten un control funcional de la enfermedad en Puerto Rico

    Una de las inquietudes más comunes en las personas diagnosticadas con VIH, es la disponibilidad de tratamientos y el acceso a los mismos.

    En entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), el doctor Iván Meléndez Rivera, médico de familia y principal oficial médico del Centro de Arará en Puerto Rico, explica la prevalencia del virus VIH, la realidad a la que se enfrentan los pacientes y la importancia de generar conciencia en la población.

    “Hoy en día las alternativas de tratamiento son innumerables y son excelentes, fáciles de tomar, efectos secundarios mínimos, cantidad de tabletas mínimas, a diferencia de lo que podíamos hablar en los años 90 y 96 que pacientes debían tomar unas 16 tabletas al día “explicó el especialista.

    Cuando hablamos de tratamientos efectivos nos referimos a que rápidamente llevan a ese paciente a tener una carga viral no detectable, en la carga viral del VIH lo que se vigila en primera medida es la cantidad de células que se tienen y que son las encargadas de defender el organismo y en segunda medida, la carga viral que es la cantidad detectable de virus de VIH que hay en el cuerpo.

    Lo que se busca con el tratamiento es que la carga viral llegue a no detectable, porque al estar en este estado, no se puede transmitir a otra persona, por decirlo de alguna manera, “indetectable es igual a intransmisible”.

    Hoy en día con una o dos tabletas al día y manteniendo una adherencia a los tratamientos, los pacientes en menos de cuatro semanas pueden ser no detectables, y si se tiene un rigor en la toma del medicamento, la posibilidad de llegar a este punto es alta, con ello disminuye el riesgo de contagiar a más personas.

    Situación en Puerto Rico con tratamientos antirretrovirales

    La isla cuenta con diferentes programas que ayudan a cubrir el tratamiento que necesita una persona VIH positivo. Comúnmente el plan de salud cubre el tratamiento, pero si esto no ocurre, el paciente puede acceder a diferentes fondos del gobierno que le brindan ayuda.

    Todos los procedimientos que son aprobados para tratar el VIH están disponibles, por lo que, el especialista recomienda “acceder a algunas de las clínicas del Departamento de Salud o alguna de las clínicas privadas que trabajan en asociación con el Departamento de Salud para poder adquirir el tratamiento y poderlo utilizar”.

    Aunque el miedo hace parte de este proceso, debe saberse que las alternativas existen y la mejor elección es realizar la prueba y en caso de ser positivo poder manejar esta condición crónica que tratada puede brindar una opción de vida estable.

    Para quienes se practican la prueba y los resultados son negativos, la clave es la prevención y la conciencia de llevar una vida sexual responsable, contemplando siempre los riesgos de adquirir VIH.