Dieta mediterránea y su impacto positivo en enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide

Una dieta antiinflamatoria ayudará a sobrellevar los síntomas secundarios de la enfermedad, asegura la nutricionista Wanda González

Luisa María Rendón Muñoz

    Dieta mediterránea y su impacto positivo en enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide

    La artritis reumatoide es un trastorno inflamatorio crónico, autoinmunitario, en donde el sistema inmune ataca por error a las articulaciones del cuerpo. En algunas personas, la afección puede dañar distintos sistemas corporales, incluida la piel, los ojos y los pulmones, así como el corazón o los vasos sanguíneos. Por ello, una alimentación antiinflamatoria puede ayudar a disminuir los síntomas secundarios de la condición, indica la licenciada y nutricionista Wanda González.

    Dieta mediterránea para pacientes con artritis reumatoide

    "Se habla que una dieta mediterránea tiene un impacto positivo, porque se enfoca en la fruta, los cereales integrales, vegetales, ácidos grasos, omega-3, y limita las proteínas, y elimina completamente los alimentos procesados que pueden desencadenar la inflamación", agrega la nutricionista.

    ¿Qué es una dieta mediterránea?

    La dieta mediterránea es una forma de alimentación basada en las cocinas tradicionales de Grecia, Italia y otros países aledaños al mar Mediterráneo. La base de la dieta es alimentos de origen vegetal, como cereales integrales, verduras, legumbres, frutas, frutos secos, semillas, hierbas y especias. Además, el aceite de oliva es la principal fuente de grasa agregada.

    Se incluyen con moderación el pescado, los mariscos, los lácteos y la carne de aves. Por otro lado, la carne roja y los dulces solo se comen ocasionalmente.

    El sobrepeso puede aumentar la inflamación

    Se considera a la grasa como un componente químico que activa y libera constantemente proteínas que pueden causar inflamación, y de esta manera agudizar los dolores de la AR.

    Por ende, las células grasas liberan citocinas. Estás, en exceso, causan inflamación de bajo grado en todo el cuerpo. "El tejido graso o adiposo es una fuente de muchas de las mismas citoquinas inflamatorias que produce el tejido articular inflamado en personas con artritis inflamatoria", asegura Dr. Jon T. Giles, profesor asistente de medicina en la Universidad de Columbia en New York City.

    Cuantas más kilos agregue el paciente, más proteínas circularán en el cuerpo, lo que también parece conducir a una AR más severa, dice el Dr. Shoenfeld, autor de un análisis de autoinmunidad 2014 que analizó 329 estudios de obesidad en enfermedades autoinmunes.

    En este análisis, el Dr. Shoenfeld y sus colaboradores, detallaron los datos que muestran que, las personas con AR que son obesas tienen una enfermedad más activa, más dolor y peor salud en general.  Además, las citoquinas causantes de inflamación, que incluyen el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-alfa), la interleucina-1 y la interleucina-6, ya son hiperactivas en la AR.

    Por eso, una dieta balanceada para las personas con esta enfermedad, es de gran importancia, no solo para evitar la grasa que causa inflamación, sino porque el sobrepeso normalmente suele causar daño a las articulaciones. 

    Ensalada mediterránea y tips de alimentación bajo esta dieta

    • En la base de la ensalada: Espinaca, pues estas son ricas en vitamina E, es antioxidante y tiene componentes antiinflamatorios. Si no se tiene espinacas, se puede utilizar algún vegetal verde. 

    • Quinua: Este alimento es alto en fibra y aporta ácido graso, complejo B.

    • Proteína vegetal: En el caso de esta receta, se aconseja los garbanzos porque son bajos en grasa y altos en fibra. 

    • Pimientos de color: Estos aportan vitamina A, y C, que son potenciales antiinflamatorios y antioxidantes que ayudan en la digestión.

    • Aceitunas: Son potenciales en ácidos grasos, omega-3 y antiinflamatorias.

    • Condimentos: cilantro y orégano; cebolla porque es antiinflamatoria y ayuda a darle sabor.

    • Tomates: Ante este insumo, la doctora Wanda aseguró que sigue siendo controversial este vegetal, pues al igual que la berenjena, dicen que es uno de los desencadenantes de algunos síntomas, pero no hay nada comprobado aún. Por eso, aconseja a los pacientes monitorear los síntomas al consumirlo.

    • Queso: Este debería de ser reducido o libre de grasa, vitamina D y calcio

    • Aderezo: aceite de oliva extravirgen, porque aporta ácido graso, omega-3 y es antiinflamatorio. Otra opción puede ser el vinagre balsámico. 

    • Acompañamiento: Dentro de la dieta mediterránea existe otra recomendación para aumentar el consumo de pescado, principalmente los grasos como el salmón, las sardinas, el atún. Se aconseja también reducir proteínas de origen animal.  



    Mas noticias de Artritis Reumatoide