Obesidad e hipertensión: factores determinantes en la Fibrilación Atrial

2.5 millones de personas son diagnosticadas en América Latina con fibrilación atrial, de acuerdo a la Sociedad Europea de Cardiología.

Tania León

    Obesidad e hipertensión: factores determinantes en la Fibrilación Atrial

    La fibrilación atrial es una condición que la padecen comúnmente personas mayores de cincuenta años, se presume que un 35 por ciento de estas edades van a sufrir en algún momento de su vida esta afección. 

    Según estadísticas la población hispana está altamente afectada por la fibrilación atrial, debido a factores como la escasa consulta al médico o en su defecto la más grave de las dos, es que por ser una enfermedad silenciosa no manifiesta siempre sus síntomas.

    "La edad avanzada, problemas de obesidad, la hipertensión y la diabetes son factores de riesgo asociados a las personas que padecen de esta enfermedad", el doctor Julián José Javier, especialista cardiovascular y miembro de la American College of Cardiology. 

    El especialista habló en entrevista exclusiva con este medio, explicó que esta afección no distingue entre sexo, raza, ni color, puesto que afecta tanto a un género como otro.

    En esa línea, es importante indicar que cuando cualquier persona oscila entre los 45,50 y 60 años, es acertado visitar al médico primario para iniciar exámenes de rutina así no haya presentado algún síntoma asociado a las arritmias cardiacas. "Se sabe que tres de cada diez pacientes van a sufrir fibrilación auricular, y lo que es peor en la mayoría de los casos no se le ha diagnosticado aún", explicó el galeno.

    Esta frecuencia cardiaca irregular es considerada como una enfermedad silenciosa que produce una especie de degeneración en las células eléctricas del atrio ventricular ocasionando al interior lo que se conoce como una tormenta eléctrica.

    "A la fibrilación auricular se le conoce con el nombre científico de apoptosis que es el deterioro de las células eléctricas auriculares", especificó el especialista.

    Según estadísticas la población hispana está altamente afectada por la fibrilación atrial, debido a factores como la escasa consulta al médico o en su defecto la más grave de las dos, es que está por ser una enfermedad silenciosa no manifiesta siempre sus síntomas.

    Síntomas, precauciones y tratamientos de la fibrilación atrial

    Según el experto, una persona con sobrepeso, presión alta o con edad avanzada puede llegar a experimentar cansancio excesivo, pero en muchos casos estos pacientes ignoran que este tipo de síntomas pueden estar asociados al desarrollo de fibrilación atrial, pues es común observar que en la mayoría de los casos lo descubren de manera accidental cuando frecuentan el médico primario por otro tipo de consulta.

    "Una persona puede tener fibrilación atrial por años, lo que sucede es que lo tolera muy bien". Esta explicación está asociada a la idea de que solo hasta cuando el paciente está en avanzado estado visita al médico, pero en algunos casos inclusive es demasiado tarde, ya que se puede tener una embolia cerebral o un accidente cerebrovascular (ACV). 

    No está demostrado que factores ligados a temas hereditarios puedan exacerbar la fibrilación auricular, pese a que hayan estudiado determinados genes donde se hallaron antecedentes de la enfermedad en personas cercanas a estos pacientes.

    El doctor Javier exhortó acerca de la importancia de prevenir a tiempo este tipo de afecciones, por medio de "Medicinas anticoagulantes, cómo por ejemplo la Warfarina , ahora existen también otro tipo de medicamentos nuevos que interfieren en la coagulación para disminuir el riesgo de que la sangre produce coágulos en el atrio". Recalcó.

    Actualmente la tecnología contribuye para realizar de forma más efectiva la detección de la fibrilación auricular, pero estos deben estar acompañados de autocuidados de la persona por medio de la toma del pulso, identificando si este actúa de manera irregular. También es posible practicarse de manera esporádica algún tipo de electrocardiograma para tener noción de cómo se encuentra su frecuencia cardiaca.

    "Existen también los medicamentos antiarrítmicos, que permiten mantener el ritmo regular cardiaco, por medio de descargas eléctricas para convertir en el paciente la fibrilación auricular a ritmo sinusal", complementó el doctor.

    Los antagonistas del calcio son también usualmente utilizados para evitar que el corazón se acelere demasiado en un paciente con fibrilación atrial, ya que permiten que el ventrículo no se acelere tanto como la aurícula.

    Otro tratamiento que en la actualidad se le está aplicando a pacientes con detección temprana o avanzada, es la colocación de un chip subcutáneo sobre el corazón, el cual dura alrededor de cuatro a cinco años, y que por medio de  telemetría  es factible evaluar todo lo que sucede al interior del corazón.

    Lo primero y más fundamental es que se tenga por parte del médico primario un alto índice de sospecha, ya que en muchas ocasiones el paciente no da signos de la gravedad de la enfermedad y no suele ser acertado con los síntomas que presenta.

    Complicaciones severas para pacientes con fibrilación atrial que se han contagiado con Covid-19

    "Lo que hemos detectado últimamente es que hay un crecimiento de las afecciones cardiacas como consecuencia del Covid-19, de hecho, es la consecuencia del 18 por ciento de la miocarditis o problemas cardiacos", señaló el especialista.

    El Covid-19 ha afectado notablemente la condición de las personas que padecen problemas cardíacos, puesto que se sabe que el virus afecta el sistema respiratorio.

    El SARS-CoV-2 ha desencadenado problemas de coagulación, exacerbado los problemas cardiacos notablemente, facilitando que se desencadenen embolias periféricas y accidentes cerebrovasculares (AVC).

    "Un paciente con covid-19 que padece algún tipo de fibrilación, se le practican exámenes como la evaluación cardiaca por medio de un electrocardiograma y monitoreo por siete días para medir su frecuencia cardiaca", enfatizó el también miembro del American Heart  Association, European Society of Cardiology .

    Prevención y recomendaciones finales

    Tanto el ejercicio como una nutrición adecuada son vitales para disminuir en el paciente hasta en un 50 por ciento el riesgo de padecer fibrilación atrial. Caminar por lo menos una hora diaria y una ingesta constante de alimentos saludables son provechosos para el corazón.

    Existen personas que tienen fibrilación auricular esporádica, para lo cual se le recomienda visitar al médico primario con frecuencia, esto evitará desarrollar factores de riesgo asociados a la enfermedad como una embolia cerebral o en su defecto Accidentes Vasculares Cerebrales.

    Ver la entrevista completa: