Lesiones valvulares leves están asociadas con condiciones cardiovasculares a largo plazo

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortalidad a nivel mundial.

Luisa Ochoa

    Lesiones valvulares leves están asociadas con condiciones cardiovasculares a largo plazo

    De acuerdo con el Dr. Antonio Orraca, miembro de la junta directiva de la Sociedad Puertorriqueña de Cardiología, las enfermedades cardiovasculares son las más comunes en los pacientes y a su vez con la causa principal de mortalidad en Puerto Rico y a nivel mundial, dentro de ellas se encuentran los problemas valvulares, siendo el más frecuente, la estenosis aórtica, que se produce cuando la válvula aórtica del corazón se estrecha. 

    Según el portal Mayo Clinic, en la estenosis aórtica, la válvula no se abre completamente y esto reduce o bloquea el flujo sanguíneo del corazón hacia la aorta y el resto del cuerpo, causando insuficiencia cardíaca, un accidente cerebrovascular, coágulos de sangre, sangrado, problemas en el ritmo cardíaco (arritmias), infecciones que afectan el corazón, como la endocarditis, e inclusive la muerte.

    Para el especialista, a medida que la población va envejeciendo, la válvula se degenera y se calcifica, evidenciando una pobre apertura. A su vez, explica que otra condición valvular es la insuficiencia mitral, que ocurre en la válvula mitral, este problema también es conocido como regurgitación mitral.

    "A medida que vamos envejeciendo van surgiendo cambios estructurales en todo el cuerpo y el corazón no se exime, van cambiando las válvulas" añadió.

    Sin embargo, ¿cuáles son los factores a tener en cuenta para clasificar la enfermedad valvular como leve, moderada o severa?, sobre ello, el Dr. Orraca afirma que se mide la velocidad del flujo sanguíneo a través de las válvulas, "cuando tenemos una válvula que está restricta, que no abre como debería, la sangre a través de ella pasa con cierta presión, podemos medirla, clasificarla y cuantificarla con un electrocardiograma y otras herramientas de diagnóstico". 

    En Mayo Clinic refieren que un electrocardiograma consiste en utilizar cables (electrodos) conectados a los parches adheridos a la piel, para medir los impulsos eléctricos del corazón. El electrocardiograma sirve para detectar cavidades cardíacas dilatadas, enfermedades cardíacas y anomalías en el ritmo cardíaco.

    "Básicamente, por parámetros cuantitativos y cualitativos, además de las características de la válvula y medidas hemodinámicas, vamos estableciendo la gravedad de esa válvula y eso a su vez nos da una idea del cernimiento de la intervención que le vamos a dar a ese paciente" explicó el especialista.

    Al respecto, afirma que es fundamental identificar el problema del paciente y por ende, el examen físico, además de las pruebas diagnósticas y el historial médico, son claves para la evaluación. "También tenemos que escuchar al paciente, evaluarlo y dedicar el tiempo a esa intervención. Eso muchas veces nos lleva a saber qué tipo de pruebas vamos a hacer para llegar al diagnóstico" agregó.

    Con relación al electrocardiograma, indica que es una prueba importante para identificar cambios estructurales asociados a ese problema valvular. A su vez, expresa que muchas veces los especialistas acuden a realizar un sonograma, debido a que es una herramienta que ayuda a catalogar la severidad del fallo valvular.

    Además del envejecimiento, existen otras condiciones a largo plazo que van alterando la estructura del corazón y por consecuencia afectan las válvulas, algunas de ellas son: la hipertensión, diabetes, obesidad y el consumo de alcohol.

    En el caso de un problema valvular severo ya diagnosticado por los especialistas, el Dr. Orraca afirma que el tratamiento indicado depende de la válvula y el paciente. "Hoy día con las modalidades que están surgiendo, le podemos brindar a nuestros pacientes alternativas que van desde terapia médica, hasta intervención percutánea, y también todavía utilizamos la cirugía de corazón abierto si es necesaria" expresó.

    En su amplia experiencia, añade que cuando no tienen un paciente con una válvula severamente enferma, usualmente le dan terapia médica, sin embargo, cuando es un problema valvular muy severo, además de la farmacología, implementan la intervención.

    "En ocasiones hay que reemplazar la válvula, pero en otras ocasiones es posible repararla. Esto se decide con un equipo multidisciplinario e integramos a los familiares del paciente" explicó.

    ¿Cuál es el pronóstico a largo plazo de los pacientes con enfermedades valvulares en caso de no recibir tratamiento?

    Sobre eso, destaca los avances en los tratamientos médicos para los problemas valvulares, "muchas veces cuando nos llegan los pacientes de enfermedad valvular severa, la expectativa puede ser de menos de 3 o 2 años sin el tratamiento. Si el paciente no hace nada puede tener una expectativa de menos de 1 año, pero con el tratamiento le alargamos la sobrevida y pueden vivir mucho mejor" puntualizó.

    Vea el programa completo aquí.



    Mas noticias de Cardiología