Bloqueadores de interleucina continúan siendo el tratamiento ideal para la psoriasis en placa

Con el pasar del tiempo la medicina avanza en el aporte de medicamentos capaces de bloquear una interleucina que se conoce como tumor necrosis factor alfa,

Medicina y Salud Pública

    Bloqueadores de interleucina continúan siendo el tratamiento ideal para la psoriasis en placa

    Marcela Moreno Wilches
    Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

    Con el pasar del tiempo la medicina avanza en el aporte de medicamentos capaces de bloquear una interleucina que se conoce como tumor necrosis factor alfa, que es muy importante en varios pasos de la inmunología para el desarrollo de la placa de psoriasis.

    En entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), el doctor José González Chavez, dermatólogo, resalta la importancia de los avances en el campo de la medicina en pro del bienestar y la adecuada salud de pacientes afectados por afecciones como la psoriasis en placa.

    Tratamientos como los inhibidores de interleucina 17 (IL-17) e interleucina 23 (IL-23) , se han convertido en un método muy importantes, porque mientras más cerca se está de la interleucina que se quiere bloquear menos efectos secundarios y más eficacia se va a obtener.

    “Los inhibidores de interleucina-23 trabajan sobre la misma célula, un receptor que está localizado en la membrana de esos linfocitos Th17, donde se pega el inhibidor de la interleucina 23 (IL-23), que es la que activa el linfocito Th17 a producir la interleucina que produce la enfermedad que es la IL-17. Th17 es disfuncional, para que este se empiece a secretar interleucina necesita de la interleucina 23 (IL-23) y si tú evitas que la interleucina 23 se pegue usando un inhibidor, entonces estas a la misma vez inhibiendo la secreción de esta interleucina responsable, la IL-17”, explicó el especialista.

    Además, subraya la importancia de estos medicamentos por su alta efectividad, destacando su perfil de seguridad y la opción de ser inyectados con una frecuencia menor de la que se manejaba con tratamientos anteriores, llegando a mostrar una mejoría en el paciente en el que puede verse casi libre de placas.

    En un periodo de 8 a 16 semanas se puede lograr con estos medicamentos una mejoría que se acerque a casi un 90% de aclaramiento, por lo que se destaca su aporte extremadamente efectivo en los tratamientos.

    “La inmensa mayoría de los pacientes que caen en la categoría de moderada a severa , deben estár recibiendo productos como los inhibidores de interleucina y pronto saldrá un estudios que muestre que los inhibidores de IL-17 y IL-23 pueden ser efectivos en la artritis psoriásica y posiblemente en un futuro no muy lejano este también autorizado en jóvenes” expuso el Dr. González.

    Las interleucinas 23 (IL-23) por el momento solo está autorizada en la población de adultos, por su parte, las interleucinas 17 (IL-17) y algunos de los medicamentos de tumor necrosis factoral inhibitors se pueden usar en jóvenes.

    La inmensa mayoría de los pacientes usan estos medicamentos como monoterapia por su magnífica respuesta, sin embargo, en pacientes en los que tienen lo que se denomina "áreas suntuarias”, que son partes del cuerpo que no responden bien al tratamiento, como por ejemplo el caso de las piernas, puede requerir tratamiento complementario como el uso de corticoesteroides tópico, derivado de vitamina D o en el caso en que el paciente tenga artritis y necesite un tratamiento adicional anti inflamatorios y otros.

    Efectos secundarios en el tratamiento

    El Dr. Gonzáles Chávez, resalta que pueden presentarse diferentes tipo de reacciones dependiendo de cada paciente, sin embargo, la mayor parte de los efectos secundarios son menores y se manejan en los laboratorios y con el seguimiento del paciente.

    Para estos medicamentos conocidos por su alto grado de eficacia y seguridad, indica, “si uno sigue la guía del tratamiento, le hace los laboratorios pertinentes, la prueba de la tuberculina y sigue al paciente es muy raro que tú tengas que descontinuar al paciente por algún efecto desfavorable severo”.

    Pueden aparecer efectos adversos menores como infecciones, catarro, sinusitis, reacciones alérgicas locales, pero en cuanto a efectos adversos mayores como enfermedades coronarias, derrames o situaciones que puedan llevar a la muerte son extremadamente raros.

    Zonas comúnmente afectadas por las placas

    La enfermedad puede afectar cualquier área de la piel y las mucosas, en algunos casos, los pacientes pueden iniciar con lesiones en el área flexural y en otras las intertriginosa como la ingle, las axilas o debajo de los senos, pero en algunos casos pueden mostrar lesiones únicamente en los genitales.

    Sin embargo, es muy común ver las placas en el cuero cabelludo, codos, rodillas, tobillos nudillos y en quienes tienen la condición de moderada a severa, es decir más de un 20% de su superficie corporal afectada.

    “Muchas veces existen detonantes que hacen que la psoriasis empeore o se desencadene, muchas de ellas pueden ser estrés, consumo de medicamentos como el litio, o algunos para bajar la presión, por lo que es importante contar con un historial familiar y de medicamentos, ya que esto puede permitir analizar porque se ocasiona la enfermedad”, explicó el especialista.