Yale explora por qué los adultos del Caribe tienen mayores tasas de hipertensión

Yale explora por qué los adultos del Caribe tienen mayores tasas de hipertensión Los investigadores esperan que el estudio eventualmente involucre a 500 participantes de cuatro naciones insulares: Puerto Rico, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Trinidad y Tobago y Barbados.
Servicios Combinados MSP

Las poblaciones adultas en el Caribe experimentan mayores índices de hipertensión, apoplejía y enfermedades cardíacas, y los investigadores de la Universidad de Yale quieren saber por qué.

Entre ellos se encuentra la investigadora y doctora de la Facultad de Medicina de Yale, la Dra. Erica Spatz, cuyo reciente artículo en la revista Ethnicity & Disease detalla un estudio que tiene como objetivo determinar qué factores están contribuyendo a un alto número de resultados cardiovasculares deficientes en el Caribe.

La investigación es parte del estudio Eastern Caribbean Health Outcomes Research Network (ECHORN), lanzado en 2011 y dirigido por la Dra. Marcella Núñez.

¿Qué variables estudian para la hipertensión?

Los investigadores esperan que el estudio eventualmente involucre a 500 participantes de cuatro naciones insulares: Puerto Rico, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Trinidad y Tobago y Barbados.

«ECHORN está estudiando la prevalencia de enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes, junto con los factores de riesgo asociados con estas afecciones en la población del Caribe oriental. Van desde factores biológicos -que incluyen condiciones clínicas, biomarcadores y genética- hasta factores sociales, ambientales y comunitarios»

dijo Spatz en el comunicado de Yale.

En comparación con los adultos blancos en los Estados Unidos, los de la región del Caribe y los adultos afroamericanos en los Estados Unidos tienen hipertensión que ocurre antes y con consecuencias más graves, incluyendo daño a los órganos del corazón, ojos y riñones, así como ataques cardíacos, apoplejías, limitaciones cognitivas y enfermedad renal en etapa tardía.

Primera hipótesis

Spatz está en el segundo año de su estudio de cinco años, y ha inscrito a más de 100 participantes hasta la fecha. Ella dice que están explorando algunas hipótesis clave.

Una es que la medición de la presión arterial que se realiza en las clínicas es más baja que en otros momentos de la vida diaria de los pacientes; otra es que en la población caribeña, la gente está experimentando altas tasas de estrés que están contribuyendo a la elevación de la presión arterial y a los malos resultados cardiovasculares.

Para obtener una mejor imagen de la presión arterial real de los pacientes, los participantes en el estudio de Spatz usan un dispositivo de monitoreo de 24 horas alrededor de su brazo que se infla cada media hora durante el día y cada hora en la noche.

La presión arterial medida en el consultorio de un médico puede ser más alta que cuando se toma en casa, un fenómeno conocido como «hipertensión de bata blanca». Pero Spatz dice que lo contrario también puede ser cierto.

«A veces la presión sanguínea es normal en la clínica pero elevada en la vida diaria de los pacientes, lo que se conoce como’hipertensión enmascarada'»,

añadió que estos pacientes también podrían experimentar presión arterial más alta mientras duermen, cuando estas cifras normalmente deberían bajar.

Segunda hipótesis

Para evaluar la segunda hipótesis, relacionada con el papel del estrés, los investigadores piden a los participantes que rellenen una encuesta exhaustiva.

«Les hacemos preguntas sobre el estrés financiero, la discriminación diaria, el estrés del vecindario y la depresión y la ansiedad«, dice Spatz. También se les pide a los participantes que anoten su nivel de actividad y cualquier factor estresante en el momento en que se infla el monitor de presión arterial. Esto se llama «evaluación ecológica momentánea».

Los investigadores de Yale tienen una fuerte asociación con centros de investigación clínica en el Caribe, donde el estudio se lleva a cabo como parte de ECHORN. «Es un grupo muy colaborador», dice Spatz.

«Juntos, hemos refinado el estudio para capturar las lagunas importantes en el conocimiento sobre la hipertensión, y la información que recopilamos puede utilizarse para mejorar directamente los resultados en las poblaciones de las que se recopilan los datos«.

concluyó la doctora.

Comentarios

X