Vital la honestidad del paciente

Doctora Horidel Febo, endocrinóloga. Foto: Yarimar Jiménez.

El paciente no debería temer en decir la verdad a su médico, por más vergüenza o miedo que sienta, al final, no hay razón de que sea así pues  el profesional de la salud es quien tiene las herramientas y el conocimiento para ayudar al alivio de la condición, expuso a la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública, la doctora Horidel Febo, endocrinóloga.

Lamentablemente, no siempre el doctor cuenta con toda la honestidad del paciente, un factor clave en el manejo de las enfermedades.

La endocrinóloga cree firmemente que muchas de las condiciones crónicas que nos afectan, como la osteoporosis, la insuficiencia renal o la diabetes, por mencionar algunas, se pueden prevenir. El primer paso para ello es contar con la información certera, de primera mano, la que proviene del mismo paciente.

“Es muy difícil tener números reales de los pacientes con condiciones endocrinas, como la diabetes o tiroides, porque los sondeos son muy pequeños, o porque el paciente cuando va donde el especialista por primera vez no habla toda la verdad”, sostuvo.

“Por ejemplo, tengo pacientes que no me dicen que tienen problemas con el azúcar, y luego con el tiempo te das cuenta, cuando ves los estudios. Ocultan información y mienten porque piensan que los encasillarán como pacientes de diabetes. Niegan la enfermedad. Le tienen mucho miedo a la limitación alimenticia, por ejemplo, y no saben que todo se trata de moderación, pueden comer de todo, pero de forma controlada”, aseveró la presidenta saliente de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología.

La doctora Febo, por otra parte, elogió a los pacientes que cada vez están más conscientes de la importancia de estar saludables y da crédito, además, a la participación del organismo que dirige hasta el mes próximo en la pasada campaña Hecho en Casa de MIDA.

La misma estuvo enfocada en contra de la obesidad y los beneficios de ejercitarse y adoptar conductas alimenticias correctas.

“La mayor parte de las condiciones crónicas están detrás de la obesidad”, enfatizó.

Difícil situación

La escasez de endocrinólogos en Puerto Rico es una realidad, pero ya se han tomado pasos para aliviar la situación.

La doctora Febo se muestra esperanzada en el programa de endocrinología del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) y la aprobación de seis nuevas plazas para estudiar esta subespecialidad.

“Es tremendo avance gracias a la gestión de la doctora Margarita Ramírez. Esto también aportará a la parte de investigación, que es imprescindible. Es cierto que se han ido endocrinólogos (del país), pero inicialmente las escuelas de medicina sólo aceptaban un estudiante por programa, por lo que era muy limitado las admisiones a las subespecialidades”, reitera.

A esta situación se suma, según sus palabras, a difícil práctica “de trabajar en contra de los planes médicos”.

X