Uso de terapia biológica en dermatología en el brote de COVID-19

Uso de terapia biológica en dermatología en el brote de COVID-19 Los dermatólogos deben equilibrar delicadamente el riesgo de inmunosupresión con el riesgo de un brote de la enfermedad que requiera una intervención urgente

Servicios Combinados MSP

Debido a la reciente pandemia, a las inquietudes ya existentes sobre el nuevo virus y la enfermedad, se suma la preocupación por los efectos inmunomoduladores de la terapia biológica en el contexto del coronavirus (COVID-19).

Actualmente, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) no tienen directrices sobre el uso de productos biológicos durante la pandemia. Además, no hay datos sobre el riesgo específico de infección por COVID-19 con la terapia biológica.

La Asociación Americana de Dermatología reitera que no se tienen pruebas directas que apoyen la clase biológica o el mecanismo de acción preferidos por el panel con respecto al riesgo de infección por COVID-19 en este momento, aunque la situación se mantendrá vigilada.

Según un comunicado emitido por la organización, la prioridad principal para los dermatólogos, en este momento, es mantener a nuestros pacientes fuera de las salas de emergencia y de los cuidados urgentes para no gravar innecesariamente el sistema de salud. Los dermatólogos deben equilibrar delicadamente el riesgo de inmunosupresión con el riesgo de un brote de la enfermedad que requiera una intervención urgente. Por lo tanto, la Academia recomienda encarecidamente que los pacientes no dejen la terapia biológica sin consultar a sus médicos.

Le puede interesar:   Colombia se acerca a los 1.500 casos de coronavirus

Por ello, para servir mejor a los pacientes y a sus médicos, la Academia presenta las siguientes recomendaciones provisionales:

Pacientes en tratamiento con terapia biológica

1) Pacientes en terapia biológica que no han dado positivo o han mostrado signos/síntomas de COVID-19: No hay pruebas suficientes para recomendar la suspensión de los productos biológicos en este momento. Los médicos deben continuar sopesando el riesgo vs. los beneficios del uso de medicamentos biológicos caso por caso.

La discusión, a nivel de cada paciente, debe incluir la indicación original del producto biológico, la gravedad de la indicación original, la edad del paciente (si tiene más de 60 años) y las comorbilidades. Las comorbilidades que pueden poner a los pacientes en mayor riesgo de padecer una enfermedad grave a causa de COVID-19 incluyen afecciones médicas crónicas graves como enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión

grave, enfermedad hepática, enfermedad renal, compromiso del sistema respiratorio, neoplasias internas o consumo de tabaco, entre otras.

Le puede interesar:   Ecuador entra en "estado de excepción" por el coronavirus

2) Pacientes en terapia biológica que han dado positivo en la prueba de COVID-19: Recomendamos Los médicos suspenden o posponen la terapia biológica hasta que el paciente se recupere del COVID-19, de acuerdo con las directrices sobre el manejo de pacientes con infecciones activas en la terapia biológica (AAD Biologic Guideline).

Pacientes que no estén en terapia biológica

Pacientes que están siendo considerados para iniciar una terapia biológica: Recomendamos que los médicos evalúen el riesgo vs. los beneficios en pacientes de bajo riesgo antes de iniciar la terapia biológica caso por caso.

En una población de alto riesgo (por ejemplo: personas de 60 años o más, o pacientes con comorbilidades reconocidas como enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión severa, enfermedad hepática, enfermedad renal, compromiso del sistema respiratorio, malignidades internas o uso de tabaco, entre otras, recomendamos que los médicos consideren la posibilidad de aplazar el inicio de la terapia biológica. Se pueden considerar enfoques terapéuticos alternativos para tratar a los pacientes de alto riesgo.


Banner covid-19 tablet

Comentarios

X