Una terapia convierte a los tumores en su peor enemigo

Los investigadores del Hospital Mount Sinai (EE.UU.) han desarrollado un enfoque novedoso para utilizar el tratamiento de moda en el cáncer, la inmunoterapia.

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Investigadores de EE.UU. desarrollan un tratamiento que convierte los tumores en fábricas de vacunas contra el cáncer

Los investigadores del Hospital Mount Sinai (EE.UU.) han desarrollado un enfoque novedoso para utilizar el tratamiento de moda en el cáncer, la inmunoterapia. La innovación se trata de inyectar estimulantes inmunitarios directamente en un tumor para enseñar al sistema inmunitario a destruirlo y a otras células tumorales que circulen por el cuerpo.

La «vacunación in situ» funcionó en pacientes con un linfoma en etapa avanzada. Además, también hay ensayos clínicos en marcha en pacientes con cáncer de mama, según un estudio publicado hoy en«Nature Medicine».

El tratamiento consiste en administrar una serie de estimulantes inmunitarios directamente en la localización del tumor. El primer estimulante recluta a un grupo de importantes células inmunes, las células dendríticas, que actúan como «generales» del ejército inmune. El segundo estimulante activa estas células dendríticas, que se encargan de ordenar a las células T, los soldados del sistema inmunológico, para que destruyen y maten a las células cancerosas, pero no a las sanas.

Dicho «ejército inmune» aprende a reconocer las características de las células tumorales para que puedan buscarlas y destruirlas en todo el cuerpo, convirtiendo el tumor en una especie de «fábrica» de vacunas contra el cáncer.

El tratamiento consiste en administrar una serie de estimulantes inmunitarios directamente en la localización del tumor

«El enfoque de la vacuna ‘in situ’ tiene amplias implicaciones para múltiples tipos de cáncer», señala el autor principal Joshua Brody. «Este método también podría aumentar el éxito de otras inmunoterapias, como la que usa los fármacos que dirigen al bloqueo de puntos de control».

Después de probar la vacuna del linfoma en el laboratorio, los investigadores diseñaron un pequeño ensayo clínico piloto en 11 pacientes. Algunos tuvieron una remisión completa de meses a años. En las pruebas de laboratorio en ratones, la vacuna aumentó drásticamente el éxito de la inmunoterapia de bloqueo de puntos de control.

El enfoque de la vacuna ‘in situ’ tiene amplias implicaciones para múltiples tipos de cáncer

Los expertos diseñaron un ensayo clínico para pacientes con linfoma, cáncer de mama y cáncer de cabeza y cuello para probar la vacuna combinada con este tipo de medicamentos de bloqueo en el punto de control. Debido a que la terapia inmunológica combinada fue, al menos, tres veces más potente, que la terapia única con los fármacos del bloqueo de los puntos de control o la vacuna por sí mismos, los investigadores son extremadamente optimistas sobre la efectividad de su opción terapéutica. La vacuna in situ también se está probando en el laboratorio de cáncer de hígado y ovario.

Comentarios

X