Una cirugía de precisión cura un cáncer a una niña y preserva su fertilidad

El oncólogo de la clinica Anderson Javier De Santiago en su consulta en Madrid el viernes 19 de octubre.
Foto: Carlos Rosillo / El País

Una niña de tan solo 9 años fue diagnosticada con un cáncer de vagina, luego de que una noche despertara empapada en sangre, tal como lo cuenta el diario El País. En su artículo, resaltan que lo normal en este caso habría sido tratar con quimioterapia primero y operar después. Una cirugía amplia, agresiva, para extirpar vagina, cuello de útero e incluso ovarios. Pero todo ello en una niña de su edad tenía riesgos extra. Riesgos que los padres empezaron a contemplar y buscaron otras opciones.

Estas nuevas opciones llegaron cuando encontraron la Clínica MD Anderson de Madrid, lugar donde el jefe de servicio de Ginecología del centro, Javier de Santiago García, propuso un tratamiento menos agresivo, en el cual solo se extirpaba la parte afectada, que en el caso de la niña fue el cuello uterino, y así se evitaba la quimioterapia.

Le puede interesar:   COVID-19: científicos advierten a OMS y CDC que el virus se transmite por el aire

El oncólogo, explicó a El País que “a su edad, había que tener en cuenta que aún era púber y la quimio y la extirpación podría afectar a su desarrollo; segundo, porque había que reducir los efectos adversos; tercero, porque iba a afectar a los ovarios y a su capacidad para ser madre en el futuro”.

El doctor de Santiago, destacó que en estos casos lo normal es extraer los ovocitos o la corteza ovárica, y congelarla, pero en el caso de Isabel, aún en pleno desarrollo, esto no era posible porque sus genitales estaban inmaduros.

Le puede interesar:   Alimentación: clave en el tratamiento de los cánceres digestivos

 

La niña fue operada por medio de laparoscopia y como su padre le cuenta a El País “en vez de una raja le hicieron apenas tres agujeritos”, además “la recuperación fue rápida”. Por la misma línea el especialista explico “el tumor era de cuatro centímetros, pero se pudo quitar entero, con lo que no ha hecho falta quimioterapia y solo hay que hacer seguimientos periódicos”. Adicionalmente, esta técnica permitió preservar su fertilidad para el futuro, lo cual aún no es seguro pero se podrá verificar cuando la niña alcance su adultez y decida ser mamá.

Fuente: El País

Comentarios

X