Un fármaco restaura la función cardíaca en insuficiencia

La insuficiencia cardíaca, caracterizada por una pérdida de la función cardíaca, está entre las principales causas de muerte en todo el mundo.

El fármaco experimental Cimaglermin podría ayudar a restaurar la función cardíaca en casos de insuficiencia, según un estudio realizado en hombres y cuyos resultados se publican en JACC.

La insuficiencia cardíaca, caracterizada por una pérdida de la función cardíaca, está entre las principales causas de muerte en todo el mundo. Una parte significativa de los pacientes con insuficiencia cardíaca, particularmente aquellos con disfunción sistólica ventricular izquierda severa, no responden suficientemente al tratamiento actual.

Los investigadores examinaron la seguridad y eficacia de una sola infusión de cimaglermin, que actúa como un factor de crecimiento para el corazón, ayudando a los elementos estructurales, metabólicos y contráctiles del corazón a repararse después de la lesión.

El estudio incluyó a 40 pacientes con insuficiencia cardíaca que estaban tomando terapia médica óptima durante al menos tres meses antes del ensayo. En comparación con los pacientes que recibieron placebo, los que recibieron una dosis alta de cimaglermin registraron un aumento mantenido de la fracción de eyección del ventrículo izquierdo, o capacidad de bombeo, hasta 90 días después de la administración, alcanzando el máximo en el día 28.

«Estos hallazgos apoyan el desarrollo clínico continuado del fármaco en investigación cimaglermin, incluyendo evaluaciones adicionales de seguridad y detallando la potencial mejora en las medidas clínicas de la insuficiencia cardiaca», dice el autor principal de la investigación, el doctor Daniel J. Lenihan, de la División de Medicina Cardiovascular de la Universidad Vanderbilt, en Nashville, Tennessee, Estados Unidos.

«Al igual que con todas las terapias experimentales, se requerirán más estudios y estarán sujetos a revisión regulatoria para determinar si los riesgos y beneficios relativos de cimaglermin justifican su aprobación», añade.

Los efectos secundarios más comunes fueron dolor de cabeza y náuseas, que se asociaron temporalmente con la exposición al fármaco. Un paciente que recibió la dosis planificada más alta de cimaglermin experimentó una reacción adversa que cumplía con los criterios de detención de la guía de agencia norteamericana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) por lesión hepática inducida por fármacos.

Publicado en Jama Otolaryngology-Head & Neck Surgery.

Comentarios

X