Un caso único de resistencia al alzhéimer revela posible tratamiento

Caso único de resistencia al alzhéimer revela posible tratamiento contra la enfermedad La investigación se centró en el caso de una mujer que portaba una mutación genética que se sabe que causaba alzhéimer de inicio temprano.
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Un estudio financiado en parte por el National Institute on Aging (NIA, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) llevó a los investigadores a sugerir que una variante genética podría ser la clave, proporcionando una nueva dirección, hacia el desarrollo de un tratamiento contra el alzhéimer.

La investigación se centró en el caso de una mujer que portaba una mutación genética que se sabe que causaba alzhéimer de inicio temprano. Sin embargo, no desarrolló signos de la enfermedad hasta los 70 años, casi tres décadas después de la edad esperada de inicio.

Los investigadores sospechan que ella podría haber estado protegida. La mujer, además de la mutación genética que causa Alzheimer de inicio temprano en su familia, también tenía dos copias de la variante del gen APOE3 Christchurch (APOE3ch).

Los hallazgos de este estudio de caso publicado en Nature Medicine sugieren que dos copias de la variante APOE3ch, nombrada en honor a Christchurch, Nueva Zelanda, donde fue identificada por primera vez, podrían proteger contra el Alzheimer.

«A veces, el análisis minucioso de un solo caso puede conducir a un descubrimiento que podría tener amplias implicaciones para el campo. Nos alienta que como parte de nuestra amplia gama de estudios. Esta investigación sobre la composición genética única de un individuo excepcional pueda revelar información útil»,

dijo el Dr. Richard J. Hodes, Director del NIA a través de un comunicado de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

La enfermedad de Alzheimer de inicio temprano es rara, representando menos del 10% de todas las personas que tienen alzhéimer. Por lo general, ocurre entre los 30 y los 60 años de edad. El riesgo de padecer tanto la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano como tardío se ve afectado por factores genéticos.

Pruebas en Colombia

Para el estudio, los investigadores dirigidos por investigadores del Hospital General de Massachusetts de Boston, en colaboración con la Universidad de Antioquia en Medellín, Colombia, el Instituto de Investigación Ocular Schepens de Massachusetts Eye and Ear de Boston y el Instituto Banner Alzheimer de Phoenix, analizaron los datos genéticos de una familia colombiana con más de 6.000 miembros vivos.

Los miembros de la familia que portan una mutación genética rara llamada Presenilina 1 (PSEN1) E280A, tienen un riesgo del 99.9% de desarrollar la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano.

Los investigadores confirmaron que la mujer en este caso era portadora de la mutación PSEN1 E280A. Esta causó Alzheimer de inicio temprano en sus otros miembros de la familia.

Sin embargo, la mujer también tenía dos copias de la variante del gen APOE3ch. Mientras que ningún otro miembro de la familia afectado llevaba dos copias de esta variante.

Los miembros de la familia afectados desarrollan Alzheimer a los 40 años, pero ella permaneció libre de la enfermedad hasta los 70 años. Las pruebas de imágenes mostraron que la mujer tenía sólo neurodegeneración menor.

Ella tenía grandes cantidades de depósitos de proteína amiloide, un sello de la enfermedad de Alzheimer, en su cerebro. Pero la cantidad de ovillos de tau, otro sello distintivo de la enfermedad, y el más correlacionado con la forma en que se ven afectados el pensamiento y la memoria, fue relativamente baja.

Mutación genética para prevenir el alzhéimer

Experimentos como parte del estudio mostraron que la variante APOE3ch puede reducir la capacidad de APOE para unirse a ciertos azúcares llamados proteoglicanos de sulfato de heparán (HSPG).

La unión del APOE al HSPG ha sido implicada como un mecanismo que puede contribuir a los depósitos de proteína amiloide y tau que destruyen el cerebro.

La investigación sugiere que un medicamento o terapia génica que podría reducir la unión de APOE y HSPG tiene el potencial de ser una nueva forma de tratar o prevenir la enfermedad de Alzheimer.

El equipo de investigación fue dirigido por el Dr. Yakeel T. Quiroz, neuropsicólogo clínico e investigador en neuroimágenes del Hospital General de Massachusetts, y ganador del Premio de Independencia Temprana del Director de los Institutos Nacionales de Salud en 2014.

Quiroz se asoció con Joseph F. Arboleda-Velasquez, M.D., Ph.D., en Shepens, Francisco Lopera, M.D., en la Universidad de Antioquia, y Eric M. Reiman, M.D., en Banner Alzheimer’s Institute.

El individuo es de la misma familia que participa en el ensayo en curso sobre la enfermedad de Alzheimer autosómica dominante (ADAD), que está diseñado para averiguar si el tratamiento antiamiloide crenezumab puede prevenir la enfermedad.

Comentarios

X