Tumor de riñón logra invadir la vena cava inferior

Dr. Jorge Martínez Trabal, director del Programa de Cirugía del Hospital San Lucas de Ponce.

Los carcinomas, tipos de tumores más agresivos, continúan demostrando que su invasión a otros órganos del cuerpo no tiene límites.

Esta vez, se halló en una paciente puertorriqueña un tumor renal del lado izquierdo que invadió la vena cava inferior y que se extendió hasta la zona intrahepática, siendo este tipo de panoramas uno de los más inusuales dentro del campo médico quirúrgico y oncológico, según fue revelado a la Revista de Medicina y Salud Pública.

La rara patología invasiva fue hallada de manera incidental en el Hospital San Lucas de Ponce,  y entre los médicos que lo enfrentaron con éxito estuvieron el doctor Jorge Martínez Trabal, director del Programa de Cirugía, el doctor Jorge Sánchez Vivaldi, residente de cirugía, el doctor Gilberto Ruíz Deya, urólogo, entre otros.

La paciente tenía síntomas de cansancio, fatiga en las piernas, dolor de espalda baja y pérdida de peso desde aproximadamente tres meses que se agudizaban cada vez más..

“Este caso es importante porque la ocurrencia de un tumor en el riñón que invade hasta la vena cava inferior (la vena más grande del cuerpo) y que se extiende hasta la zona intrahepática es muy raro, pero más aún, porque la tasa de morbilidad y mortalidad que carga este diagnóstico es bien alta con tratamiento y fatal si no se trata a tiempo”, relató a MSP el doctor Sánchez, uno de los autores.

Dr. Jorge Sánchez, del programa de Cirugía del Hospital San Lucas de Ponce.

Los carcinomas de riñón que invaden la vena cava inferior puede reportarse entre un 4 a 10% de los casos, según la literatura y se ha encontrado que podrían ser más agresivos, estipuló,

“El envolvimiento tumoral de las venas por un cáncer primario es bien poco común, pero se puede ver en tumores específicos de riñón, hígado, testículos y glándulas adrenales. En este caso vimos un tumor renal bien agresivo que se presentó en esta paciente, sin historial médico previo que acudió a nuestra institución para ser tratada”, resaltó.

En cuanto a la cirugía para este caso, el doctor describió que fue una amplia, abierta y que hubo bastante sangrado, pero destacó que la única vía curativa fue la resección quirúrgica completa del tumor, Mediante esta intervención, se puede conseguir una sobrevida a cinco años de hasta 64%, según la literatura.

“En la cirugía se tuvo que movilizar el intestino, el bazo, el hígado entre otros órganos para obtener acceso a las venas y arterias principales del cuerpo que se encuentran detras de la cavidad abdominal (retroperitoneo). También se utilizó un puente venoso extracorpóreo para llevar sangre desde la vena femoral en la ingle hasta la vena yugular en el cuello, mientras tanto se ocluía completamente el retorno venoso al corazón por la vía principal que es la vena cava, y se removieron los trombos de tumor que se encontraban dentro de la vena hasta un nivel cercano al diafragma”, detalló Sánchez a MSP.

“El riñón izquierdo con tumor fue removido por el urólogo”, añadió.

De no operarse el tumor, la mortalidad de este sobre la paciente hubiera sido muy alta.

“La cirugía especializada sigue prosperando en nuestro País y muchas de las patologías que antes no se podían tratar en nuestra isla, ahora pueden ser tratadas obteniendo buenos resultados. La paciente hoy día se recupera de su cirugía y está sanando bien”, concluyó

Este caso se presento en la Convención de la Sociedad de Cirugía Vascular y Endovascular de Puerto Rico.

Comentarios

X