Tratamiento percutáneo cardíaco desplaza la cirugía de corazón abierto

Tratamiento percutáneo cardíaco desplaza la cirugía de corazón abierto Dr. Roberto Cubeddu, jefe del servicio de Cardiología y Enfermedades Estructurales del Instituto Cardiovascular de Cleveland Clinic Florida.
Lorena Ramírez
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

En los últimos años se han desarrollado nuevos tratamientos que han desplazado a la cirugía de corazón abierto. Tal es el caso de las técnicas percutáneas o trascatéter, las cuales se utilizan para navegar a través de las venas y arterias para llegar al corazón y poder de una forma mínimamente invasiva, resolver múltiples problemas cardíacos.

En entrevista exclusiva con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), el Dr. Roberto Cubeddu, jefe del servicio de Cardiología y Enfermedades Estructurales del Instituto Cardiovascular de Cleveland Clinic Florida, contó los detalles de los avances del tratamiento percutáneo cardíaco.

“Yo diría que el avance principal y que ha tenido un mayor ímpetu ha sido el reemplazo de válvula aórtica y la reparación de la válvula mitral, a través de catéter, esos serían para mi los avances de mayor impacto a nivel global”,

señala el Dr. Roberto Cubeddu, quien además es responsable del programa regional para el tratamiento de enfermedades estructurales del corazón en Estados Unidos.

Tratamiento percutáneo cardíaco

El tratamiento percutáneo cardíaco nació principalmente de la necesidad de evitar el riesgo de mortalidad de los pacientes en las intervenciones de cirugía a corazón abierto. Esto, debido que este tipo de cirugía representa un riesgo bastante alto para los pacientes, ya que es un procedimiento invasivo, asociado a diversas morbilidades e implica prolongación en la hospitalización, transfusiones e infecciones.

“En los últimos 30 años la medicina ha evolucionado a un tratamiento menos invasivo, que es el tratamiento percutáneo cardíaco. En el siglo pasado una de las pocas formas de resolver los problemas cardiovasculares era con la cirugía de corazón abierto y a través de esta se operaban las válvulas, se hacían bypasses, y una serie de procedimientos congénitos, sin embargo con el tratamiento percutáneo ahora es menos invasivo y más eficaz”,

relató el galeno.

Técnicas de reparación valvular

Una de las patologías que más atiende este tratamiento son los problemas valvulares. Precisamente existe ahora mismo reemplazos

y técnicas de reparación valvular que se pueden hacer a través de un catéter.

“Es un procedimiento que toma más o menos una hora, se hace en la mayoría de los casos bajo anestesia local, con un poquito de sedación, se coloca una cánula o un catéter a través de la ingle, y se navega con el catéter hacia el corazón y a través de este catéter se introduce una válvula que luego es liberada y entregada en el anillo valvular”,

explicó el especialista.

De esta manera y en un lapso bastante corto se logra intervenir un corazón que está latiendo, sin necesidad de paralizarlo, como en la cirugía a corazón abierto. En este caso el reemplazo de la válvula es inmediato y genera resultados asombrosos.

Además de lo anterior, a través de esta técnica percutánea, se pueden llevar a cabo también procedimientos para enfermedades congénitas, como: el cierre de algunas comunicaciones interventriculares, y algunas auriculares, la prevención neurológica de ACV isquémico, el cierre del foramen oval o el cierre de la orejuela en la aurícula izquierda en pacientes con fibrilación auricular, entre otras intervenciones.

“Por ejemplo, hay algunas enfermedades congénitas con las que nacen los pacientes y que a veces no se identifican sino hasta la adultez y que se pueden tratar a través de estos catéteres sin necesidad de hacer operación a corazón abierto”,

enfatizó el cardiólogo.

Cirugía convencional es desplazada por tratamiento percutáneo

A pesar de que el tratamiento convencional a lo largo del tiempo ha sido la cirugía cardiovascular o la cirugía a corazón abierto, ahora el tratamiento percutáneo es el procedimiento más viable para los pacientes con afecciones cardiovasculares, por ser mínimamente invasivo y por ende mucho más eficaz.

Las complicaciones asociadas a la intervención disminuyen y por el contrario aumenten las probabilidades de que el paciente se pueda recuperar de forma casi inmediata.

Hay una cantidad de técnicas que se han desarrollado, y que hoy por hoy se implementan y que vienen en vía de desarrollo para tratar estas enfermedades cardiacas”, concluyó el Dr. Cubeddu.

Comentarios

X