Trasplantes fecales restauran microbios intestinales después de antibióticos

Fuente WebMD

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Las dosis muy altas de quimioterapia o radioterapia que se usan para tratar ciertos cánceres pueden destruir las células madre formadoras de sangre en la médula ósea. Los trasplantes de células madre pueden restaurar estas células y restablecer la producción de células sanguíneas y la función inmunológica de la médula ósea.

Los receptores de células madre reciben antibióticos para prevenir infecciones bacterianas graves. Cada vez hay más pruebas de que la comunidad de bacterias, o microbiota, en el intestino mejora la función inmunológica y protege al cuerpo de las infecciones. Desafortunadamente, los antibióticos también destruyen involuntariamente estas bacterias beneficiosas y, por lo tanto, aumentan el riesgo de infecciones potencialmente mortales, así como de la enfermedad de injerto contra huésped.

Un equipo liderado por los Dres. Ying Taur, Eric Pamer y Joao Xavier del Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering evaluaron si la microbiota en el intestino de un paciente podía restaurarse después de los tratamientos con células madre y antibióticos. Las heces humanas contienen muchos de los microbios beneficiosos del intestino. Los investigadores utilizaron preparaciones fecales provenientes de los pacientes mismos (autólogos) antes del tratamiento y realizaron un trasplante de microbiota fecal autóloga (auto-FMT). El estudio fue financiado en parte por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los NIH (NIAID) y el Instituto Nacional del Cáncer (NCI). Los resultados aparecieron en Science Translational Medicine el 26 de septiembre de 2018.

Las muestras fecales se obtuvieron de los pacientes y se congelaron y almacenaron antes de su procedimiento de trasplante de células madre. Una a cinco semanas después, cuando los médicos confirmaron que las células madre trasplantadas se habían establecido, evaluaron las bacterias intestinales beneficiosas de los pacientes. Los primeros 25 pacientes que carecían de bacterias beneficiosas conocidas se inscribieron en el estudio y se asignaron al azar a dos grupos de tratamiento diferentes: 14 recibieron el trasplante fecal autólogo por enema y 11 recibieron atención estándar.

El equipo descubrió que la composición de microbiota intestinal en el 79% de los pacientes con FMT automático se recuperó para ser un 75% o más similar a su composición microbiana intestinal original. En contraste, solo el 27% de los pacientes de control se recuperaron a ese nivel. Auto-FMT restauró las bacterias intestinales beneficiosas en cuestión de días. Con el cuidado estándar, las bacterias intestinales beneficiosas suelen tardar varias semanas en recuperarse del tratamiento con antibióticos.

Un análisis genético sugirió que el trasplante fecal también restauró las funciones metabólicas del microbio intestinal. Los investigadores continúan monitoreando a los participantes para evaluar si el auto-FMT mejora los resultados del paciente, como las infecciones y la enfermedad de injerto contra huésped.

“Este importante estudio sugiere que la intervención clínica con auto-FMT puede revertir de manera segura los efectos perturbadores del tratamiento con antibióticos de amplio espectro”, dice el Director del NIAID, Dr. Anthony S. Fauci. “Si se valida en estudios más grandes, este enfoque puede resultar una forma relativamente simple de restaurar rápidamente el microbioma sano de una persona después de una terapia antimicrobiana intensiva”.

X