Trabajar por los pacientes más vulnerables: la bandera del Dr. Mellado

Trabajar por los pacientes más vulnerables: la bandera del Dr. Mellado Dr. Carlos Mellado, médico generalista y creador de la fundación ‘Haití se Pone de Pie’.

César Fuquen Leal
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Trabajar por los pacientes en condiciones de vulnerabilidad, brindar servicios óptimos de salud para esta población y garantizar tratamientos efectivos y oportunos son algunas de las misiones de vida del Dr. Carlos Mellado, médico generalista y creador de la fundación ‘Haití se Pone de Pie’.

Este galeno puertorriqueño ha trabajado arduamente en beneficio de los pacientes que han tenido dificultades a causa de eventos naturales como el Huracán María en 2017 de Puerto Rico, el terremoto en Haití de 2010, entre otros. 

“Hacemos medicina primaria, van cardiólogos y hacemos electrocardiogramas y nos mantenemos en esa dinámica. En Haití desarrollé un poquito más la medicina. Es bien difícil porque allí las cirugías se hacían sin nada. Anteriormente, yo había ido a Monte Plata en República Dominicana, a un pueblito bien pobre con un cirujano cubano, había un ginecólogo de Puerto Rico y fuimos. Yo hacía Medicina Primaria en Monte Plata y ahí fuimos como dos o tres veces”, le dice el Dr. Mellado a la Revista Medicina y Salud Pública (MSP). 

Huracán María: labor humanitaria

El Dr. Mellado fue uno de los galenos que trabajaron arduamente por trabajar para levantar a Puerto Rico durante el Huracán María. Él, junto con un equipo multidisciplinar desarrollaron una iniciativa llamada ‘Puerto Rico se pone de pie’ que permitió dar tratamientos médicos oportunos a las víctimas por este evento meteorológico. 

“Cuando el huracán María, aquí nosotros hicimos un movimiento que se llama ‘Puerto Rico, se pone de pie’. Fuimos un grupo de médicos y voluntarios que visitamos a 68 municipios. La mayoría de los pacientes no tenían su medicamento,  fueron al refugio sin medicamento porque perdieron el acceso en carretera y con la ayuda de la Guardia Nacional y la policía nos transportamos en helicóptero y lo que hacíamos era que recogíamos la receta del paciente, la traíamos a la farmacia que estuviese abierta en San Juan o en el mismo pueblo. (…) En nuestro grupo hay una farmacéutica, Emily Roulette, ella les daba los medicamentos a los pacientes. Así estuvimos en 68 municipios, en 72 días dimos dosis de medicamento, insulina, medicamento para la presión, todo lo que te puedas imaginar les dimos a esos pacientes que en ese momento no tenían acceso a servicios de salud”, expresó orgulloso el médico generalista. 

Momentos del doctor durante su labor médica humanitaria.

Trabajar por los boricuas más necesitados

El doctor busca concientizar al gobierno y a la población en general de que en Puerto Rico existe un significativo porcentaje de boricuas con escasos recursos. Esta situación es una las banderas del doctor: propender por el cuidado integral de los pacientes más vulnerables. 

“Cuando yo fui procurador del paciente, yo siempre estuve pendiente del acceso a servicios de salud y cuando el Huracán María, por las condiciones de la carretera, hubo una falta de acceso a servicios de salud. Aquí en Puerto Rico hay pobreza, en Puerto Rico el que niegue eso no ha visto los lugares, aquí en Puerto Rico hay mucha necesidad. Nos hemos dedicado a ayudar en Puerto Rico a Guayama, Yauco, Peñuela y Maricao”, aseguró el galeno. 

El doctor denuncia que ha tenido que presenciar el viacrusis que múltiples pacientes crónicos tienen que afrontar para acceder a un servicio de salud. Él exhorta al gobierno a visibilizar las paupérrimas condiciones a las que se enfrenta esta población.

“Aquí en Puerto Rico la falta de acceso a servicios de salud está bien marcada. Hay gente que vive a 20 o 30 minutos de un hospital, esa persona está crónicamente enferma, no tiene dinero. Hay muchos envejecientes que están a la merced de eso, tienen que montarse en una lancha y eso es difícil para un paciente que tiene dolor, para un paciente que no puede caminar, para un paciente que tiene cáncer, para un paciente que se fatigan caminando, que no tiene recursos. (…)

No todo puede ser San Juan, la zona metro, Ponce, Mayagüez, todos  tenemos que pensar en que hay gente que vive en lugares aislados que aunque no parezca que no son aislados porque somos una isla pequeña, pero sí están aislados. Tenemos que partir de la premisa de que no todo el mundo tiene servicios de salud. Es importante que el gobierno como reto pueda mover los servicios de salud”, exhorta tajantemente el Dr. Mellado. 

Llamado a educar médicos con un pensamiento social

El galeno considera que los nuevos profesionales de la salud deben tener un pensamiento humanístico que beneficie a todas las poblaciones, sobre todo a quienes se encuentran más necesitados. Según el Dr. Mellado, esta conciencia debe comenzar desde la academia.

“Yo creo que la escuela de medicina tiene que enfocarse mucho en el aspecto de que los estudiantes hagan medicina de campo con otra gente para que tengan que irse a lugares bien lejos para que aprendan cómo se maneja la  medicina desde otra perspectiva. Si tienen la experiencia de viajar a países como Haití que allí es extrema miseria, allí los hospitales no tienen nada, o sea y no tienen que trabajar con lo que hay. Yo creo que es una experiencia buena desde el punto de vista clínico, porque uno aprende un poquito más porque no toda la medicina es esperar a que llegue un laboratorio, hay  clínica también, hay síntomas y signos, hay que palpar al paciente, hay que verlo, evaluarlo, hay que oírlo y por ahí uno puede ir haciendo un diagnóstico.  Al final del día, el 60 por ciento el diagnóstico tu lo haces con el examen físico y el historial médico y eso los médicos lo aprenden porque tienen otra perspectiva de la vida”, recomienda el galeno.

“Primero que todo somos médicos”

El Dr. Mellado asegura que todos los profesionales de la salud pueden trabajar por las poblaciones en condiciones de vulnerabilidad y trabajar por los más necesitados, sin olvidar la razón por la que existe la medicina: los pacientes.

“Todos los médicos por más especialistas que seamos, primero que todo somos médicos. No porque un cirujano plástico diga: ‘mira qué voy a hacer yo’. Tú eres médico, puedes recetar. Eso nos pasó en María, nosotros teníamos radiólogos que iban con nosotros, son médicos, pueden dar una receta. Eso era lo que hacía falta en aquel momento. Todos los profesionales de la salud igual que enfermeros, nutricionistas, farmacéuticos, todo el personal de la salud es importante después de un evento difícil”, concluyó el doctor Mellado en diálogo con MSP.

Comentarios

X