Terapia inmunológica a base de proteínas modificadas, el futuro tratamiento en mieloma múltiple

Gracias a los diversos avances médicos es posible que se realicen terapias a base de linfocitos T que pueden ser modificados y reducir el efecto del cáncer.

Doctor Cristian Rodríguez, hematólogo oncólogo.
Doctor Cristian Rodríguez, hematólogo oncólogo.

Eduardo Najar
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública 

El mieloma múltiple es una afección que cuenta con un gran número de tratamientos, sin embargo, para poder llegar a tener una terapia totalmente eficaz se requieren exámenes previos para validar qué tipo de procedimiento es adecuado para cada uno de los pacientes, es decir, este proceso se debe llevar a cabo de manera individualizada de acuerdo a la necesidad de cada uno.

En entrevista con la revista Medicina y Salud Pública (MSP), el doctor Crsitian Rodriguez, hematólogo oncólogo, profundiza en los tratamientos de mieloma múltiple, el orden que se debe tener de acuerdo a la remisión del paciente y las nuevas terapias que se están validando con el fin de incrementar una mayor efectividad.

“Hay varias etapas en el tratamiento con mieloma múltiple, una denominada gammapatía monoclonal que es un estadio insignemente donde se puede observar al paciente y llevar seguimiento. (…) Hay más criterios específicos donde existen daños de órganos o hueso y en este punto, es donde se considera que el paciente debe ser sometido a tratamiento para evitar más malignidades en el organismo”, dice el doctor.

Tratamiento inmunológico

Una de las nuevas terapias que se estiman usar a futuro, es por medio de la modificación de linfocitos T, donde los especialistas pueden manipular esta célula y crear una proteína que se encargue de adherirse a una similar que hace parte del mieloma múltiple, de esta forma, se podrán eliminar aquellas moléculas impulsoras de la patología, sin embargo, este tratamiento aún necesita de validación para esta tipología del cáncer.

“Siguen apareciendo anticuerpos monoclonales que tratan de calibrar proteínas o agentes como el CD38, este viene conjugado con quimioterapia (…). Por otro lado, actualmente, existe una terapia donde se puede manipular el sistema inmune, lo que se hace es tomar linfocitos T y se envían a un laboratorio y se modifica con el fin de que se exprese como una proteína, la misma que se quiere atacar en el mieloma, así se inserta en el paciente y se destruye la célula que se requiere, no obstante, aún necesita de validación”, sostuvo el especialista.

División de los tratamientos con mieloma

Para que un tratamiento contra el mieloma múltiple sea efectivo, se requiere de una evaluación, donde predominan dos grupos: el primero para aquellos pacientes que son candidatos a trasplante y el otro para aquellos que no, esto se realiza con el fin de que el medicamento o los fármacos a usar sean los apropiados y no haya alguna calamidad sistémica.

“Los tratamientos se dividen en dos partes, aquellos candidatos a trasplante y los que no, aquellos que sí pueden ser sometidos a este procedimiento se usan tres medicamentos: revlimid, bortezomib y dexametasona, este mismo régimen se usa en los otros pacientes. La diferencia radica en que se puede usar otros tratamientos para el segundo grupo”, profundiza el doctor.

Cambios y orden en medicamentos

Como explica el doctor con determinados tratamientos se busca una amplia remisión en el paciente, sin embargo, algunos factores pueden impulsar un cambio de terapia como lo son la inmunidad a determinado medicamento o efectos secundarios que puedan manifestarse en el paciente.

“Cuando existe una recaída en la enfermedad no existe un orden específico, es importante entender a qué medicamentos la enfermedad está siendo resistente y en qué tiempo, con el fin de escoger adecuadamente la segunda línea de terapia. También se debe tener en cuenta los efectos secundarios del paciente, para realizar el cambio respectivo” concluye el Dr. Rodríguez.

Comentarios

X