Terapia de ultrasonido para prevenir el Alzheimer

Por: Paula Alejandra Rojas

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La enfermedad de Alzheimer afecta enormemente a hombres y mujeres mayores. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo entero hay unos 47 millones de personas que padecen demencia, y cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos. Asimismo, la enfermedad de Alzheimer, que es la causa de demencia más común, acapara entre un 60% y un 70% de los casos.

La buena noticia es que un estudio reciente revela que la terapia de ultrasonido restaura una función de memoria notable. Además, la investigación muestra que las ondas de sonido enfocadas abren la barrera hematoencefálica y permiten procesos naturales que limpian las proteínas para funcionar.

Le puede interesar:   La historia de la doctora que enfrenta el COVID-19 mientras está embarazada

El estudio más reciente del laboratorio del profesor Jürgen Götz, en el Instituto del cerebro de Queensland, confirma investigaciones anteriores que demuestran que la terapia con ultrasonido mejoró la función de memoria de ratones con enfermedad de Alzheimer. Este estudio, dirigido por el Dr. Richard Hatch, mostró los efectos positivos de la terapia en cerebros de ratones normales a medida que envejecen.

Según Hatch “Descubrimos que, lejos de causar daños al cerebro sano, los tratamientos de ultrasonido pueden tener efectos beneficiosos potenciales para los cerebros que envejecen sanos”. Continúa señalando: “Lo que encontramos es que tratar ratones con ultrasonido de barrido previene esta reducción en la estructura [del hipocampo], lo que sugiere que al usar este enfoque, podemos mantener la estructura del cerebro más joven a medida que envejecemos”.

Le puede interesar:   Sistema inmune de población general podría ‘debilitarse’ durante la cuarentena

En el estudio, los ratones recibieron uno o seis tratamientos de ultrasonido durante seis semanas. La estructura y la función de las células cerebrales de los ratones se analizaron a intervalos múltiples después del tratamiento.

El siguiente paso en el proyecto es la investigación en animales superiores, luego los ensayos clínicos en humanos. Los expertos señalan que los ensayos en humanos todavía están por lo menos a dos años de distancia.

Comentarios

X