Terapia de células madres: futuro tratamiento en estudio para la enfermedad renal

Cáncer renal crónica puede tratarse con células madre si existe mayor investigación de la terapia. Cáncer renal crónica puede tratarse con células madre si existe mayor investigación de la terapia.

Eduardo Najar, Katherine Trujillo
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Especialista recomienda seguimiento y estudios estandarizados para pacientes que presenten falla renal a causa de la diabetes

En un artículo de la revista impresa de Medicina y Salud Pública (MSP), el doctor Eddie Rodríguez, nefrólogo  explica un nuevo método contemporáneo a base de células madres que puede revertir la función renal, sin embargo, el especialista resalta que no existe bases científicas que puedan corroborar la efectividad de este método por lo que no es recomendable hacerlo parte de una terapia renal para individuos que han padecido de la malignidad a causa de la diabetes.

“No hay nada, absolutamente nada científicamente comprobado que regenere el riñón cuando el daño es crónico, y se lo digo a mis pacientes. La persona que le haga creer a un paciente que le van a revertir la función renal le está dando una falsa esperanza o por lo menos le está vendiendo algo que no está corroborado” sostiene el doctor en el artículo.

El especialista resalta la importancia de evitar aquellos procedimientos que no han sido corroborados pues afirma que el único método o herramienta principal para poder suplantar una enfermedad renal crónica (ERC)  es a través de un órgano nuevo, es decir un trasplante, cabe recordar que no todos los pacientes están en condiciones para poder realizar esta intervención, pues predominan algunos factores como enfermedades base o la función de otros sistemas como el circulatorio.

Trasplante vs demanda

En la isla de Puerto Rico la demanda para un trasplante de riñón es alrededor de 350 pacientes en el país, no obstante, el médico explica que la función renal es ideal cuando el individuo no ha sido trasplantado, es decir, el órgano cumple la función de filtrar de una manera más eficaz y segura que cuando se cuenta con un órgano no propio.

“El riñón nativo, es decir, el riñón con el que nacemos siempre es mejor que uno trasplantado. De manera que la solución ante la alta incidencia de problemas renales no es trasplantar más: primero, porque no todo el mundo cualifica; segundo, porque la cantidad de órganos es limitada; y tercero, por complicaciones posoperatorias o con los medicamentos inmunosupresores que pueden surgir. Entonces, todos los esfuerzos deben estar centrados en prevenir la nefropatía diabética” sostuvo el doctor para MSP.

Guía de tratamiento

Como relata el doctor es importante que se tengan en cuenta algunas pruebas o exámenes para poder determinar el diagnóstico renal asociado con la diabetes, con el fin de iniciar una terapia respectiva y adecuada teniendo en cuenta todos aquellos, elementos, enzimas y proteínas que puedan intervenir en un fallo renal.

“Tenemos que empezar con la prueba fastingbloodsugar o nivel de azúcar en ayunas. Todo paciente con factores de riesgo debe hacerse esta prueba por lo menos una vez al año. Si el resultado está entre 100 y 125 mg/dL se considera pre diabético y se debe continuar el monitoreo si arroja 126 mg/dL o más debemos procurar pruebas confirmatorias como el twohaurglucosetolerance test (GTT) y la hemoglobina glicosilada (HbA1c) si esta última sale 6.5% o más ya tenemos base para un diagnóstico de diabetes mellitus” concluyó el doctor.

El nefrólogo recomienda monitorizar la función renal inmediatamente luego del diagnóstico de diabetes.

Comentarios

X