Nuevas tendencias en el tratamiento cardiaco para pacientes puertorriqueños

El seguimiento médico de un paciente con una condición cardiovascular debe considerar aquellas enfermedades concurrentes en la vida del paciente. Esa integración de datos no cardiacos, totalmente relacionados a su salud, hace más asertivo el tratamiento médico a seguir.

La doctora Sonia Vicenty, especialista en Cardiología General y Fallo en el Hospital de Veteranos de Puerto Rico, dictó que muchos de los pacientes con condición cardiaca poseen otras enfermedades que muchas veces son desatendidas y que deben ser integradas en el tratamiento a seguir con el paciente.  Con la intención de ajustar el mismo a la necesidad particular del paciente sin obviar su cuadro clínico general.

“El valor del pronóstico de disfunción del diastólica en pacientes cardiovasculares y su ‘assessment’ establecido puede ser la diferencia en la extensión de vida de un paciente.  Por eso es tan importante ofrecerle un seguimiento médico integrado”, expresó la Dra. Vicenty.

Lea también:

Avances en el tratamiento de la diabetes

“Cuando sucede así se aumenta la expectativa de vida porque se permite el uso de nuevas tecnologías y técnicas de tratamiento, lo que hace del proceso uno más esperanzador”, agregó.

Otro aspecto fundamental que, a su juicio, requiere de estudios constantes con respecto a la tecnología y nuevas técnicas de tratamiento, es el Valor del Complejo Ventricular Arterial en Pacientes de Fallo Diastólicos.  

La insuficiencia cardíaca es un síndrome caracterizado por la presencia de síntomas y signos de hipertensión venosa, pulmonar y sistemática o degasto cardiaco bajo atribuibles a la disfunción mecánica del corazón.  También se relacionada por la obstrucción del flujo de sangre.  

Explicó la Dra. Vicenty que la Disfunción ventricular sistólica ocurre debido a la pérdida de fuerza contráctil del miocardio.  Se caracteriza por dilatación ventricular y deterioro de la fracción de eyección. Mientras que la disfunción ventricular diastólica ocurre debido a una dificultad para la relajación o la distensibilidad ventricular, manteniendo la fracción de eyección, normal.

“Estos temas no son nuevos pero se revisan constantemente tomando en consideración las nuevas técnicas de evaluación cardiovascular. Eso permite otorgarles más valores y tenerlos en cuenta y permitirles una mejor calidad de vida”, sostuvo.  

Según dijo los veteranos puertorriqueños poseen muchas condiciones cardiacas, particularmente entre los pacientes obesos, hipertensos y diabéticos.  En Puerto Rico esta enfermedad es una de las complicaciones de salud más comunes entre los ciudadanos.

“Particularmente en mujeres porque no se toma mucho en cuenta  y son el género que más padecen de disfunción diastólica cardiaca, incluyendo problemas de relajación en el ventrículo izquierdo, que es la disfunción diastólica del corazón”, sentenció. 

Comentarios

X