Sintomatología de COVID-19 sería más grave en pacientes con leucemia

Leucemia Según estudio, aquellos pacientes diagnosticados tienen un 57% de probabilidad de presentar síntomas graves por el nuevo coronavirus.

Eduardo Najar
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Según un estudio aquellos pacientes que presentan cáncer en su sangre deben considerarse población crónica y de alto riesgo para COVID-19

El cáncer es una enfermedad que tiende a degenerar a los individuos que la padecen, pues se caracteriza por atacar el sistema inmune, lo que afecta su acción contra las enfermedades virales, patógenos o agentes infecciosos, es por eso que cuando una persona desarrolla cáncer puede tener graves efectos secundarios. El cáncer en la sangre se caracteriza por afectar la médula ósea, miembro encargado de producción de glóbulos blancos o anticuerpos, es por eso que el COVID-19 puede ser grave si es transmitido a un paciente con esta condición.

Según estudios de la Universidad de Oxford y Birmingham, aquellos pacientes que padecen de cáncer en su sangre tienden a tener comorbilidades más crónicas que aquellos que padecen de la enfermedad en otras zonas, la investigación es una herramienta que pueden usar entidades salubristas y especialistas con el fin de crear o fortalecer procedimientos y tratamientos adecuados  a los pacientes para lograr una recuperación eficaz.

Algunas estadísticas de Lancet Oncology, por el Proyecto de Monitoreo del Cáncer de Coronavirus del Reino Unido (UK CCMP), arrojaron que aquellos individuos con cáncer en la sangre que contraen el nuevo coronavirus tiene una probabilidad del 57% de ser diagnosticados como pacientes crónicos, esto se hizo por medio de una media comparativa con otros padecimientos de la misma rama, en la cual las pacientes con cáncer de mama reflejaron bajas probabilidades de presentar graves casos.

Iniciativa y propósito del estudio

La investigación tuvo inicios por la hipótesis de que aquellos pacientes oncológicos que pueden contraer el virus fuesen potenciales pacientes crónicos en los diversos síntomas o complicaciones por la enfermedad base.

Otro objetivo del estudio es brindar al cuerpo médico y los pacientes un protocolo y  herramientas con las que puedan acceder a las diversas terapias con el fin de no agravar su situación o empeorar la enfermedad. Por medio de tablas de riesgo tanto profesionales como beneficiarios pueden escoger que tipo de acción es la ideal para tratar cada tipo de cáncer sin exponerse a un posible contagio.

“Utilizando estos nuevos datos, estamos trabajando rápido para identificar tendencias y correlaciones, lo que nos permitirá crear una herramienta de evaluación de riesgos escalonada, para que podamos definir con mayor precisión el riesgo para un paciente con cáncer determinado y alejarnos de una política general de vulnerabilidad para todos los pacientes con cáncer, en caso de una segunda ola de COVID-19” añadió Rachel Kerr, investigadora principal de estudios, Universidad de Oxford.

Es necesario que se tenga en cuenta a la población oncológica y los riesgos que pueden tener al dirigirse al centro médico para realizar las diversas terapias o tratamientos, este estudio le facilitará tanto al paciente como al médico determinar un proceso a seguir si la probabilidad de empeorar la condición por contagio es evidente. Sin embargo es claro que cada una de las instituciones que brindan estos servicios está adecuada para seguir salvando vidas y a la vez evitar grandes cadenas de contagio para estos pacientes.

Fuente: 

New Medical Life Sciences. Blood cancer patients are more vulnerable to the effects of COVID-19, study finds. Disponible en: https://www.news-medical.net/news/20200825/Blood-cancer-patients-are-more-vulnerable-to-the-effects-of-COVID-19-study-finds.aspx

Comentarios

X