Se reducen las muertes por cáncer en Estados Unidos

Se reducen las muertes por cáncer en Estados Unidos Este año, de acuerdo con la Sociedad Estadounidense del Cáncer, se prevén 1.762.450 nuevos casos de cáncer y 606.880 muertes por cáncer en Estados Unidos

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública 

Desde hace un tiempo, en Estados Unidos se presenta una disminución constante en la tasa de muertes por cáncer. En un estudio dado a conocer en CA: A Cancer Journal for Clinicians, profesionales de la salud expertos en esta condición dieron a conocer un nuevo estudio acerca de la mortalidad por cáncer en ese país, llevado a cabo por la Sociedad Estadounidense de Cáncer, teniendo en cuenta que a nivel global, la mortalidad asociada a esta condición está decreciendo.

San Cristobal Cancer Institute – 300 PTM

Según la publicación, en los últimos 25 años, mueren menos personas producto de esta condición. Un hecho que los investigadores asociaron a la capacidad económica de los afectados, ya que en el estudio se evidenció que las personas con menos recursos financieros siguen siendo las que más fallecen, entre otras cosas por la imposibilidad de acceder oportunamente a las opciones de tratamiento.

En el estudio se menciona que la tasa de globalidad por cáncer, desde 1991 hasta 2016 ha mermado un 27%. “Eso se traduce en alrededor de 2,6 millones de muertes por cáncer menos de lo que se hubiera esperado si las tasas de mortalidad se mantuvieran en su punto máximo, como se vio en 1991“, se explica en el documento. Sin embargo, estos datos no concuerdan con la Organización Mundial de la Salud, ya que en sus estadísticas afirman que los casos de cáncer están aumentando a nivel mundial.

De hecho, la OMS en una de sus últimas publicaciones sobre el tema (2018) menciona que en ese año se habían reportado 18,1 millones de nuevos casos de cáncer y 9,6 millones de muertes por cáncer en todo el mundo, datos que posicionan al cáncer como la segunda causa de muerte a nivel mundial.

La continua disminución de la tasa de mortalidad por cáncer en los últimos 25 años es una buena noticia y fue un poco sorprendente, solo porque las otras causas principales de muerte en EE. UU. están empezando a reducirse. Estamos pensando si eso va a ocurrir también con el cáncer, pero hasta ahora no ha sido así”, afirmó Rebecca Siegel, primera autora del estudio y directora estratégica de información de vigilancia de la Sociedad Estadounidense de Cáncer al noticiero CNN.

Actualmente, las tres causas principales de muerte en Estados Unidos en 2017 son enfermedades del corazón, cáncer y accidentes o lesiones no intencionales.

Datos inesperados y reveladores

En la nueva investigación, los científicos analizaron datos de incidencia de cáncer, mortalidad y supervivencia a la enfermedad en Estados Unidos. Todos ellos fueron tomados de diferentes fuentes para obtener cifras y porcentajes que abarcaran el tema de manera generalizada. Algunas de instituciones elegidas fueron el Centro Nacional de Estadísticas de Salud, el Programa Nacional de Registros del Cáncer y la Asociación Norteamericana de Registros Centrales de Cáncer.

Además se obtuvieron datos desde 1930 hasta 2016, factor que influyó al momento de determinar la época con más afectados con cáncer y las posibles causas. Se reveló que la tasa de mortalidad por cáncer aumentó en la mayor parte del siglo XX, siendo el cáncer de pulmón el más común.

En la publicación también se menciona textualmente que desde su punto máximo de 215,1 muertes por cada 100.000 personas en 1991, la tasa de mortalidad por cáncer se redujo de manera constante en cerca de 1,5% por año a 156 por 100.000 personas en 2016, un descenso total de 27%. Otro dato importante fue el cierre de la brecha racial en la tasa de mortalidad, ya que “sigue disminuyendo, así que la tasa de mortalidad por cáncer en los negros era 33% mayor que en los blancos a mediados de los 90, y los datos actuales indican que es 14% más alta. Sigue siendo mayor, pero la brecha se está reduciendo, algo que es una buena noticia“, mencionó Siegel a CNN.

Pero, en contraposición, se aprecia una brecha creciente en las tasas de mortalidad teniendo en cuenta la capacidad económica de los pacientes. “Fue sorprendente ver que las disparidades por nivel socioeconómico en realidad se están ampliando“, reveló Siegel. “La riqueza provoca diferencias en la exposición a factores de riesgo y también acceso a prevención, tratamiento y detección temprana de cáncer de alta calidad“.

Este año, de acuerdo con la Sociedad Estadounidense del Cáncer, se prevén 1.762.450 nuevos casos de cáncer y 606.880 muertes por cáncer en Estados Unidos. Eso corresponde a más de 4.800 nuevos casos y casi 1.700 muertes por día, según el estudio. El estudio tuvo algunas limitaciones, entre ellas que las proyecciones se deben interpretar con precaución porque se basaron en datos de hace tres o cuatro años.

Aún así “nos da información sobre lo que está sucediendo en el cáncer en Estados Unidos, porque si no sabemos cuáles son las tendencias y las poblaciones con mayor carga, no podemos hacer nada al respecto“, dijo Siegel.

X