Se realiza el primer procedimiento cardio-neuro vascular Angio Vac en Puerto Rico

Dra. Karimar Sánchez Doctora Karimar Sánchez, médico general

Johan Eduardo Najar Barón y Belinda Zorielie Burgos González
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Por primera vez se realizó en territorio boricua una intervención quirúrgica para evitar que un paciente desarrollara embolia pulmonar o cerebral mortal

El desarrollo de coágulos pueden ser mortales sobre todo si compromete algunos órganos vitales de un individuo, la ubicación del trombo puede afectar tanto pulmones, corazón como cerebro. Además aquellos trombos considerados sistémicos pueden embolizar el flujo continuo y convertirlo en intermitente ya sea de derecha a izquierda o en sentido contrario respecto a la conducción intracardiaca de un paciente.

En Puerto Rico se reportó un caso de un hombre de 46 años de edad que asistió a sala de urgencias y presentó un cuadro clínico similar a un accidente cerebrovascular. Luego de que el personal médico ordenara múltiples pruebas, el resultado fue negativo. Sin embargo, cuando se le realizó una ecocardiografía se evidenció que el individuo tenía trombo en ambos atrios en las cavidades del corazón.

En entrevista con la revista Medicina y Salud Pública (MSP) la doctora Karimar Sánchez, médico general, profundizó en la rareza del caso, pues es una condición que no se manifiesta con regularidad y además enfatizó en el procedimiento y el uso de un equipo que jamás se había usado hasta el pasado mes de julio del 2020 en Puerto Rico.

“El historial médico del paciente decía que tuvo cáncer de laringe. Asimismo, por medio de un doppler nos dimos cuenta de la presencia de una trombosis de vena profunda en ambas piernas. Se creía que estaba recurriendo el caso del cáncer pues el paciente estaba anticoagulado, pues es una de las razones por lo que se puede formar un trombo, pero había pruebas recientes de que no era así y fue descartada esta opción. Se encontró también un microembolismo en los pulmones y era por el trombo que había en la cavidad del corazón de la parte derecha, ya que se estaban desprendiendo pequeños coágulos hacia los pulmones y el problema era que si se desprendían grandes partes el paciente, podría morir”, explicó la doctora.

La evaluación del paciente  y una intervención directa con las embolias era muy complejo, ya que tenía historiales de intervenciones quirúrgicas debido al cáncer que ya había atravesado, es por eso que, el cuerpo médico optó por realizar otro procedimiento para poder retirar ambos trombos, ya que uno podía afectar su sistema respiratorio y el otro crearía un accidente cerebrovascular.

“El paciente con el historial del cáncer en la laringe tenía una traqueotomía por esta razón no se podía realizar una cirugía de corazón abierto, pues las posibilidad de que se complicara eran demasiadas. Posteriormente se decidió realizar el procedimiento con un Angio Vac, herramienta jamás usada en Puerto Rico hasta el momento. Se realizó la cirugía en la que se succionan ambas piezas a la misma vez, pues el paciente tenía una conexión entre el conducto del atrio del corazón y el trombo. Este caracteriza por ser alargado y conectar las cavidades de los atrios para evitar futuras complicaciones se realizó una intervención para evitar que el trombo ubicado en el atrio derecho no llegará a los pulmones y no causará una embolia pulmonar y el trombo que conectaba al atrio izquierdo no se fuera para la cabeza y originara un stroke”, dijo la salubrista.

Este caso fue el primero donde se usó el equipo del Angio Vac y se pudieron remover ambos coágulos de las cavidades al mismo tiempo. La intervención fue un éxito y el paciente pudo recuperarse adecuadamente y volver a su cotidianidad. El equipo  fue importado desde los Estados Unidos y lo adquirió el doctor Orlando López de Victoria, cirujano  cardiotorácico del Hospital Auxilio Mutuo, también hicieron parte del caso clínico la doctora Débora Ball Mora y la doctora Nohemy Saldaña.

Comentarios

X