Se prepara Puerto Rico para el primer trasplante de médula ósea alogénico en adultos

Un nuevo capítulo en la historia de la medicina puertorriqueña está a punto de escribirse, esta vez para documentar el primer trasplante de médula ósea alogénico en Puerto Rico en adultos, lo que marcará un paso de avanza para la comunidad de hematólogos oncólogos que luchan día a día contra enfermedades como la leucemia y el síndrome mielodisplásico.

Precisamente la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP) ha sido el único medio en reseñar la lucha de estos especialistas para que Puerto Rico cuente con la infraestructura y los recursos para continuar evolucionando las actuales técnicas del trasplante de médula ósea autólogo -proveniente de las células madres del propio paciente-, y que por primera vez se pueda lograr trasplantar al primer paciente que reciba células madres de la médula ósea de un donante (modo alogénico).

Entre el grupo de aliados en beneficio de los pacientes con malignidades hematológicas lo ha sido el Dr. Alexis Cruz Chacón, hematólogo oncólogo y director médico del Programa de Trasplante de Médula Ósea de Adultos del Hospital Auxilio Mutuo.

El especialista ha sido testigo del sacrificio de muchos pacientes que han tenido que emigrar a los Estados Unidos en busca de un tratamiento no disponible en Puerto Rico por enfermedades como la leucemia linfoblástica aguda, leucemia mieloblástica aguda, leucemia mieloide crónica, síndrome mielodisplásico, mielofibrosis, aplasia medular, entre otras. 

“Si todo sale como planeamos, para el 2017 tendremos nuestro primer trasplante de médula ósea alogénico. Ya tenemos varios pacientes candidatos que pudieran ser parte de este procedimiento que nunca se ha hecho en Puerto Rico pese a la gran necesidad que existe para la población de pacientes con leucemias y otras enfermedades malignas», aseguró.

“Actualmente tenemos tres pacientes féminas de 30 a 50 años. Todas ellas cuentan con un donante. En este caso el trasplante alogénico será de un hermano o hermana del mismo papá y mamá, porque el riesgo de complicaciones y rechazos es menor.En los casos donde el paciente no tenga un hermano compatible, podemos movernos a buscar un donante no relacionado en el registro o un donante relacionado parcialmente compatible (trasplante haploidéntico), lo que hace la intervención más compleja”, estipuló.

screen-shot-2016-12-12-at-9-49-24-am
Suministrada.

Sobre todo, el especialista ha sido voz para aquellos que no tienen recursos y que tampoco cuentan con la cobertura de la Reforma de Salud.

«La gran mayoría de los pacientes que se han podido realizar un trasplante alogenico en un centro fuera de la isla tienen Medicare o un seguro de salud privado. Aquellos con el plan de salud del gobierno muchas veces no cuentan con los recursos y ni con que la intervención se practicara en la isla. Esta es la mayor motivación de nosotros. Este procedimiento en la isla tendría un costo menor que en los Estados Unidos y más accesible a la población de pacientes que los necesita de Reforma de salud, sobre todo jóvenes”, recalcó.

El también

denominado como trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH) comenzó a practicarse a partir del 1950 cuando se contempló como opción para tratar el daño causado a la médula por exposición a radiación, hasta que luego se incorporó al tratamiento contra el cáncer y otras condiciones, relató Cruz Chacón.

«Gracias al Fondo para Enfermedades Catastróficas Remediables la mayoría de los pacientes que necesitan un trasplante de médula ósea autólogo y no cuentan con los recursos económicos pueden recibir el mismo en la isla. Sin embargo, estos fondos son insuficientes para el alto costo de un trasplante alogénico en la mayoría de los centros en los Estados Unidos. La gran mayoría de ellos tienen Medicare o un seguro de salud privado. La cruda realidad es que existe un gran número de pacientes en nuestra isla que necesitan un trasplante de médula ósea alogénico, pero lamentablemente no pueden costearlo y nunca llegan a recibir el mismo», señaló el Dr. Cruz Chacón.

Entretanto, el beneficio directo del TPH alogénico recae además en la re-inicialización del sistema inmune. El procedimiento hoy día emplea regímenes menos tóxicos para el paciente y existen mejores medicamentos para continuar mejorando su salud.  

“Contrario a un trasplante autólogo, donde en un mes el paciente está totalmente recuperado, un paciente con trasplante alogénico tarda más en recuperarse de al menos unos tres meses, pues conlleva un proceso más largo. Según las últimas estadísticas publicadas por el Registro de Cáncer del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico, en el periodo de 2008-2012 hubo una incidencia de 6,088 casos de pacientes diagnosticados con malignidades hematológicas (2,716 con linfomas no hodgkinianos, 1,807 con leucemia, 1053 con mieloma multiple, 512 con linfoma de Hodgkin)”, detalló.

El trasplante de médula ósea autólogo en adultos desde el Hospital Auxilio Mutuo tuvo su apertura en el 2015, y el equipo de especialistas que lo compone ya han logrado que sobre 50 pacientes “vuelvan a nacer”, momento que los médicos una vez finiquitada la intervención.

El centro está equipado con una unidad de trasplante especializada de seis habitaciones, personal de enfermería capacitado en el manejo de pacientes de trasplante, un equipo multidisciplinario que incluye médico internista y sub-especialistas, doctores en farmacia, nutricionista, trabajadora social, entrenadora física, entre otros, los cuales se han especializado en pacientes trasplantados.

Comentarios

X