Se fusiona la nefrología intervencional con la medicina vascular en Puerto Rico

Félix Pérez Ramos, nefrólogo intervencional.

La carrera de la nefrología continúa tomando un rol protagónico en Puerto Rico. Esta vez, unido a la medicina vascular en beneficio de los pacientes renales con problemas en los accesos vasculares (AV).

Así lo atestigua la práctica del doctor Félix Pérez Ramos, uno de los pocos nefrólogos intervencionales en Puerto Rico.

El especialista posee el «board» de medicina vascular por la American Board of Vascular Medicine y se distingue como el único médico latino con el reconocimiento ante la Fellow del American Society of Diagnostic and Interventional Nephrology (FASDIN).

Entre los tipos de acceso vascular en pacientes que necesitan hemodiálisis (HD) se encuentran los catéteres venosos, fístulas arteriovenosas o «grafts» arteriovenosos. Entre las causas mayores para recibir diálisis se encuentran enfermedades como la diabetes e hipertensión, aseguró Pérez Ramos a la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

El otro tipo de diálisis es la diálisis peritoneal (DP), la cual se utiliza a través del abdomen para filtrar los desechos de la sangre y se aplica al paciente en la comodidad de su hogar.

El subespecialista, que llegó a Puerto Rico en el 2013 luego de cursar su entrenamiento en los Estados Unidos, resaltó además que la DP es más beneficiosa al paciente pues evita que el paciente interrumpa su vida diaria, su trabajo y sus responsabilidades para acudir a un centro de diálisis para su condición crónica renal.

“Estos pacientes renales antes esperaban casi una semana en el hospital porque no había nadie que interviniera para repararle los accesos vasculares. Al surgir este campo dentro de la nefrología, el cual se encarga del funcionamiento del acceso vascular, estos pacientes no demoran tanto en el hospital para repararle el mismo», explicó el galeno.

“Nuestra función es proteger los accesos vasculares; además, protegemos las venas para que si en un futuro se necesita un acceso vascular las mismas estén saludables», añadió.

“Yo me encargo del acceso vascular y aquellas enfermedades vasculares que puedan presentar. Una vez nosotros identificamos un problema de inmediato intervengo de forma mínimo-invasiva para evitar complicaciones mayores en el acceso vascular y asegurarnos que el paciente reciba una diálisis adecuada y a tiempo”, formuló, quien interviene a sus pacientes en el Hospital Episcopal San Lucas de Ponce.

Indicó de paso que los pacientes renales la mayoría son diabéticos e hipertensos y tienen un sistema vascular enfermo, lo cual causa que estos pacientes presenten problemas en su acceso vascular.

La causa primaria de muerte en un paciente renal es debido a complicaciones cardiovasculares. Por tal razón, insistió en los cambios de estilos de vida en Puerto Rico como manejo inicial y método preventivo, comenzando por la disminución en consumo de carbohidratos simples, la sal y las grasas.

“Estamos viendo pacientes que cada día llegan con una función renal bastante deteriorada y no tenemos más opción que dializarlos. Esta enfermedad no discrimina. Tomando esto en cuenta, lo que se quiere al final, tanto a nivel renal como vascular, es disminuir la mortalidad elevada en estos pacientes”, aseguró.

Estadísticas del Consejo Renal de Puerto Rico (CRPR) sostienen que entre el 2001 al 2014 los pacientes con enfermedad renal en Puerto Rico aumentaron sobre 70% y que hoy día pudieran estar diagnosticados 6 mil pacientes aproximadamente. Además, señala que entre los municipios de la isla con mayor incidencia se encuentra Sábana Grande con 30.9 por 10 mil habitantes.
Las oficinas de Southeast Renal Group y del Dr. Felix Perez Ramos (Caribbean Renal and Vascular Medicine) están ubicadas en Ponce, Santa Isabel, Guayama y Yauco con los teléfonos 787-971-7133 y  787-971-7134

Comentarios

X