El rol de la atención primaria en el tratamiento y control de la hidradenitis supurativa

El rol de la atención primaria en el tratamiento y control de la hidradenitis supurativa Doctor Luis Ortiz Espinosa, especialista en dermatología

Laura Mojica
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

“El rol del médico primario es bien importante en esto, porque es la primera persona que el paciente visita y es el que va a tener en sus manos el caso”

afirmó el doctor Luis Ortiz Espinosa, especialista en dermatología, en entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública.

La hidradenitis supurativa es una enfermedad con gran variabilidad clínica que, en ocasiones, puede confundir a los galenos. Por ello la importancia del médico primario, quien juega un papel fundamental para el diagnóstico temprano de esta patología y su tratamiento. 

Y es que -según el doctor Ortiz- el diagnóstico de esta enfermedad en Puerto Rico actualmente puede tardar hasta tres años; esto se debe a múltiples factores entre los que se encuentran la remisión tardía al especialista, la falta de pruebas diagnósticas e incluso el manejo erróneo de la patología.

“La hidradenitis supurativa puede comenzar con unos signos que se parecen mucho al acné o a tener algún absceso y no es hasta que pasa el tiempo y vemos que hay una recurrencia que empezamos a sospechar”

explicó el especialista en dermatología.

Además, la hidradenitis puede ser confundida -por los médicos- con otras condiciones como el acné o procesos infecciosos, lo que permite que la enfermedad avance significativamente y provoque más daños al paciente.

“En ocasiones uno puede ver que el médico generalista piensa que son infecciones recurrentes y ya cuando nos llega a nosotros -al dermatólogo- muchas veces ha pasado bastante tiempo y el paciente ha sido tratado continuamente como si fueran procesos inflamatorios”.

Es precisamente, la demora en el tiempo de remisión al especialista, uno de los obstáculos a los que se enfrentan muchos de los pacientes con hidradenitis supurativa; por eso, la atención primaria es de vital importancia para quienes padecen la enfermedad.

“El rol del médico primario es darle su primera asistencia y si ve que no mejora porque no es un absceso común y esto persiste puede referirlo a un especialista que pueda hacer el diagnóstico”

afirmó el doctor Ortiz.

“Si el paciente llegara al dermatólogo más temprano, el dermatólogo con la experticia del diagnóstico puede empezar más temprano y, se ha visto que, entre más temprano se comience el tratamiento en estos pacientes van a ser mejores sus resultados y menos cicatrices”

señaló Ortiz en dialogó con MSP.

El galeno resaltó la importancia de reforzar la educación de los médicos primarios, para que sea continua: “en sus manos está comenzar de forma temprana el tratamiento de estos pacientes, identificarlos y compartirlos porque el tratamiento de un paciente con hidradenitis supurativa es un tratamiento de equipo”.

Luego de que el paciente es remitido al dermatólogo, el especialista debe hacer una valoración clínica y establecer el tratamiento. En ocasiones, la hidradenitis supurativa requiere ser abordada de forma multidisciplinaria debido a que puede generar impacto en distintos ámbitos de la vida del paciente, así planteó el doctor Luis Ortiz Espinosa.

“Es un tratamiento en el que debe estar el médico primario, especialista -dermatólogo-, el cirujano e incluso en algunas ocasiones el especialista en salud mental porque esto afecta mentalmente a algunas personas y el experto en rehabilitación porque muchos pacientes presentan contracturas”.

Por último, el especialista recordó la importancia de realizar investigaciones sobre esta enfermedad que permitan tener datos más detallados sobre su prevalencia en la isla y, de esta forma, entender más sobre su fisiopatología y desarrollar nuevas dianas terapéuticas.

Lo otro importante es que el mismo hecho de que haya una medicina nueva y haya más interés por la condición está ayudando en el desarrollo de nuevas terapias porque ahora la enfermedad se está estudiando más, ha dejado de ser una enfermedad huérfana”

aseguró Ortiz.

Comentarios

X