Revelan datos de un subgrupo de pacientes con cáncer de colon II y los índices de mortalidad en la isla

Agencia Latina de Medicina y Salud Pública

Datos de un estudio retrospectivo en el país reveló que un subgrupo de pacientes con estadio II de  presentan índices de mortalidad significativos y debido a la clasificación del tumor, pueden no estar recibiendo el tratamiento adecuado.

Se trata de la primera investigación que arroja que los pacientes con cáncer de colon en estadio II que tienen invasión linfovascular (LVI, por sus siglas en inglés) presentan una peor prognosis de vida en comparación con aquellos que no tienen LVI.

La LVI se trata de la invasión de las células tumorales hacia vasos sanguíneos o el sistema linfático, creando una especie de micrometástasis.

Cabe destacar que los pacientes con cáncer colorrectal de estadio II no figuran como una población de pacientes que por lo general reciban quimioterapia, según las guías de cernimiento. Estos reciben usualmente una colectomía parcial, cirugía que remueve el tumor de un área específica del colon. Todo dependerá del criterio y la evaluación del médico.

El estudio evaluó un conjunto de pacientes entre el año 2009 al 2012, para un total de 226 sujetos evaluados. A través de pruebas patológicas, se confirmó si este subgrupo de pacientes tenía o no presencia de LVI.

Entre los autores del estudio estuvo la doctora Mariela Rodríguez Suárez, quien ejerce medicina interna y ha sido parte del equipo de investigadores de la doctora Marcia Cruz Correa, gastroenteróloga oncóloga del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (CCCUPR) y destacada científica en Puerto Rico.

“El 14% de la muestra de pacientes arrojó tener presencia de invasión linfovascular. Aunque los resultados de las curvas de sobrevida no fueron estadísticamente significativos, el riesgo de muerte mostró que los pacientes con invasión linfovascular tienen un 17% mayor riesgo de mortalidad en comparación con los pacientes sin invasión linfovascular”, detalló la autora en entrevista con Medicina y Salud Pública.

Otros datos reflejaron que aquellos pacientes que recibieron quimioterapia tuvieron un 46% menor riesgo de mortalidad en comparación con los pacientes que no recibieron el tratamiento.

Entre los hallazgos se encontraron además una “pobre documentación” (18.5%), lo que se refiere al porcentaje de pacientes de la muestra que arrojaron tener LVI y no fueron documentados en los reportes de patología.

El “reclutamiento inadecuado” se refirió a una variable de clasificación de estadio adecuado del tumor, donde según el estudio, existieron casos donde los estadios del tumor se emitieron sin reclutar mínimo 12 nódulos linfáticos, como establecen las guías de la Red Nacional de Cáncer.

Dicho reclutamiento de nódulos está a cargo de los cirujanos que intervienen a estos pacientes.

“Al no tener la cantidad adecuada de nódulos linfáticos, notamos que podemos estar clasificando un estadio de cáncer menor al estadio que realmente pueda tener el paciente y que podría no recibir quimioterapia”, estableció la doctora.

“Este estudio enfatiza la importancia de implementar guías institucionales para incluir la documentación de invasión linfovascular del cáncer colorrectal en los reportes de patología. Una evaluación adecuada de invasión linfovascular en estadio II es de importancia clínica porque puede influir la decisión de indicarles la quimioterapia en este subgrupo de alto riesgo”, afirmó.

 

 

Según la especialista, el cáncer colorrectal figura entre las principales causas de muerte en Puerto Rico y no presenta diferencia significativa por género.

Tan reciente como el miércoles 30 mayo, se anunciaron cambios en las guías de cernimiento, donde las pruebas de prevención comenzarán a realizarse a partir de los 45 años de edad, en vez de esperar a los 50, según anunciara la American Cancer Society.

 

Comentarios

X