Récords de cirugías de válvulas cardíacas en Puerto Rico

Dr. Eugenio Mulero Portela, jefe de Cirugía Cardiotorácica del Hospital San Lucas de Ponce. Copyright Servicio de Noticias Científicas de Medicina y Salud Pública de Puerto Rico.

Destreza quirúrgica que ha logrado romper récords de intervenciones a las válvulas cardíacas, mientras provoca una considerable disminución en la mortalidad de esta población de pacientes en la isla.

La trayectoria del Dr. Eugenio Mulero Portela, jefe de Cirugía Cardiotorácica del Hospital San Lucas de Ponce, encierra una medicina quirúrgica fusionada entre la cirugía cardiotorácica y cardiovascular que ha logrado que su carrera se haya destacado en Puerto Rico desde que decidió regresar a su tierra a partir del 1996.

El avance de la especialidad se vio marcado desde la primera cirugía con el corazón latiendo que realizó el galeno, quien entrenó cirugía cardiotorácica en el estado de New Jersey.

“La cirugía cardiotorácica y cardiovascular ha evolucionado muchísimo. Al llegar a Puerto Rico me propuse traer nueva tecnología, aunque fue un reto. Nosotros estábamos como 20 años atrás de lo que se hacía allá (en los Estados Unidos). Teníamos una alta mortalidad de cerca de entre 15% a 20%, incluyendo complicaciones”, relató Mulero Portela en entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

“En el 1999 tuve la oportunidad de traer a Puerto Rico una técnica para hacer casos de cirugía con corazón latiendo. Operamos muchos pacientes con un alto riesgo y estas intervenciones reflejaron cero mortalidad. En el 2001 trajimos la remoción endoscópica de la vena safena, con una incisión solamente de 2 centímetros, donde pudimos remover la vena completa de la pierna endoscópicamente”, relató.

Entre las ventajas de la remoción endoscópica de la vena safena para pacientes con problemas de circulación se encuentran el mínimo riesgo de desarrollar infecciones, menos sangrado, es un procedimiento más, los pacientes ambulan más temprano, entre otras, detalló el Doctor.

El reemplazos de válvulas cardíacas ha sido otra de las intervenciones que precisamente redujo el por ciento de mortalidad a cerca del 2% para aquellos años, gracias a la minuciosa selección de aquellas que van a tono con la necesidad y característica del paciente, según el cirujano.

Cabe destacar que el especialista rompió récord de intervenciones con sobre 75 cirugías de válvulas cardíacas en el 2015-2016, según la industria farmacéutica.

“El 80% de las válvulas que se ponían en Puerto Rico eran mecánicas y el 20% biológicas. Nosotros comenzamos a poner más válvulas biológicas, de tejido animal, que son más complejas. Un reducido por ciento son mecánicas”, esbozó

“Nos pusimos a la par con Estados Unidos. Ahora hacemos casos más complejos que antes los cirujanos no se atrevían a hacer porque carecían de expertise, equipo y conocimiento. Ahora intervenimos dos y tres válvulas en un paciente y bypass”, formuló, quien también se ha destacado por el gran número de reparación de la válvula mitral.

El doctor sugirió a la comunidad médica de cirujanos volver a la revascularización de las arterias coronarias “y sobre todo en Puerto Rico, donde la población de diabéticos es bien alta. Hacen falta más clínicas de válvulas porque existen pacientes muy enfermos que carecen de estos estudios”.

Sobre otros 200 casos cardiovasculares son parte de la práctica el Dr.  Mulero.

Comentarios

X