Puertorriqueños lideran estrategias para preservar la salud mental de la población

Puertorriqueños lideran estrategias para preservar la salud mental de la población Dr. Walter Rodríguez, Assistant Professor programa doctoral en psicología de la Ponce Health Sciences University

César Fuquen Leal
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La pandemia de COVID-19 no solo ha incidido en la salud física de las personas, sino que se ha evidenciado una negativa incidencia en la salud mental, emocional y psicológica de la población a nivel mundial a causa de esta situación sanitaria. Frente a este difícil panorama, los psicólogos y psiquiatras han emprendido una carrera para desarrollar efectivas estrategias que contrarresten estos efectos adversos. 

“Yo creo que la pandemia ha representado un reto muy interesante. No tenemos tratamientos específicos, ni una vacuna, así que la única opción que nos queda es es la conducta: lo que nosotros hacemos todos los días y en cada momento. Yo le digo a mis estudiantes que la mejor vacuna es evitar las tres CCC: evita estar en lugares cerrados, en lugares cercanos a la gente y en lugares conglomerados”, le dice a la Revista Medicina y Salud Pública, el Dr. Walter Rodríguez, Assistant Professor programa doctoral en psicología de la Ponce Health Sciences University.

Task Force: comprometido con la salud mental

Algunas de las estrategias de los Task Force de Puerto Rico, son crear programas que propendan por la salud psicológica de los boricuas. Estas técnicas han garantizado un remanente durante la adversidad que vive la isla por diversos eventos como el Huracán María, las tormentas tropicales y actualmente el coronavirus. 

“El control de esta pandemia ha dependido en gran medida de lo que cada uno de nosotros podemos hacer y lo que podemos hacer en nuestras casas, en nuestras comunidades. Ese es uno de los grandes esfuerzos que ha hecho este Task Force: el enfoque comunitario. Uno de nuestros primeros pasos fue invitar a los alcaldes, escucharlos y preguntarles qué necesidades tenían porque entendíamos que había una gestión social comunitaria que hacer. Por ejemplo, apoyar a las personas que están en las casas para que no se tengan que mover, dar el apoyo psicológico, planificar los contact tracing y apoyar a la gente en el distanciamiento”, expresó orgulloso el psicólogo.

Efectos adversos en la salud mental

Diversos estudios conductuales han evidenciado un significativo aumento de trastornos de salud mental en la población, es por eso que durante la pandemia es de suma importancia visibilizar la salud mental y desarrollar efectivas medidas para atacar estas condiciones. 

“Nosotros somos seres sociales y al tenernos aislado nos provoca depresión, ansiedad e incertidumbre. En este momento, luego de seis meses de estar encerrados, estamos viendo lo que se conoce como trastorno de ajuste: las personas sentimos más estrés, nos sentimos más sobrecargados, algunos tienen consecuencias psicológicas como depresión, ansiedad y otros alteraciones en conducta.

Así que el trabajo conductual es esencial en el manejo porque tenemos que atender los pacientes de COVID, pero también tenemos que atender la respuesta psicológica y social que naturalmente tenemos ante el encierro y la incertidumbre que provoca toda la situación. (…) El mundo cambió y nosotros tuvimos que cambiar nuestra manera de pensar, nuestra manera de educarnos”, aconsejó el Dr. Rodríguez.

La salud mental y física de los pacientes envejecientes

Una población vulnerada actualmente por el coronavirus son los pacientes de la tercera edad que necesitan cuidado constante debido a que la mortalidad por el virus sería inminente en ellos. Es por eso que se desarrollan efectivas estrategias que benefician significativamente en estos aspectos. 

“Junto con la Asociación de Psicología de Puerto Rico preparamos una guía para el cuidado de los ancianos porque entendimos que son un grupo vulnerable. Nosotros les dimos prioridad a los ancianos, aunque son los que menos se contagian, el 80 por ciento de las muertes son en personas mayores. No solo las muertes por COVID, sino el efecto que tiene el aislamiento en el estado cognitivo, emocional y funcional de los ancianos. Establecimos una guía para para enseñarles a dormir bien, a llevar una buena dieta, llevar buena actividad física y mantener conexión con ellos. Nuestra gestión como Task Force fue una gestión multidimensional comunitaria”, dijo el doctor. 

Exhortación al cuidado y preservación de la salud mental

El psicólogo Rodríguez da una serie de recomendaciones a la comunidad en general para que cuiden su salud mental y esta situación no desencadene más casos de trastornos mentales que actualmente tienen gran prevalencia.

“Una de las maneras importantes es que debemos planificar nuestra vida que ahora mismo es distinta, tener que planificar nuestras actividades, cómo nos divertimos, con quien compartimos y anticipar a qué nos vamos a enfrentar. Necesitamos conexión, somos seres gregarios, necesitamos mantenernos vinculados; estar distanciados físicamente, no implica estar distanciados socialmente. Tenemos Facebook, tenemos zoom, tenemos teléfono, podemos hablar con las personas si mantenemos el distanciamiento social y siempre y cuando cumplamos con las técnicas de higiene”, dijo el psicólogo Rodríguez en diálogo con MSP.

Comentarios

X