Puertorriqueños donan células madre para trasplantes alrededor del mundo

Dra. Maribel García Colón, hematóloga oncóloga pediátrica y director médico de la Unidad de Trasplante del Hospital del Niño San Jorge.

Los médicos de la isla dan cátedra de cómo crear las estrategias necesarias lograr  salvar la vida de pacientes con leucemia alrededor del mundo a través de la donación de células madre.

Y es que el Centro Aféresis del Hospital del Niño San Jorge es el único espacio donde tanto los puertorriqueños como ciudadanos de las Islas de Santa Cruz, Santo Domingo, entre otros, donan parte de las células madres de su médula ósea, consciente de que muchos pacientes alrededor del mundo están desprovistos de ese familiar que pueda regalarles la oportunidad de volver a nacer.

El que la isla contara con una institución dedicada solamente a la donación de células madres, fue gracias a la labor de la Dra. Maribel García Colón, hematóloga oncóloga pediátrica y director médico de la Unidad de Trasplante del Hospital del Niño San Jorge.

El centro está adscrito al Registro Nacional de Médula Ósea o “Be the Match”.

“Nosotros logramos crear el centro en mayo 2012 donde se colectan las células madres por el método aféresis, donde en vez de plaquetas, la persona dona células madres sin tener que ser pinchado en su hueso iliaco. Este es el único centro en Puerto Rico y el Caribe. Antes, si una persona salía compatible con algún paciente, había que montarlo en un avión hacia los Estados Unidos, donde se hace el trasplante alogénico”, rememoró la doctora Colón García.

Léase también: La medicina puertorriqueña avanza en el tratamiento del Síndrome Mielodisplásico

Desde hace más de una década la Dra. García Colón, parte del equipo de hematólogos oncólogos dirigidos por el Dr. Luis Clavell en el hospital, se dio a la tarea de poder crear un centro en Puerto Rico donde pudieran realizarse donaciones de médula ósea pues aquellos pacientes que quisieran donar vida pues los que donaban tenían que trasladarse a los Estados Unidos e incurrir en altos costos de viaje, estadía, etc.

Dra. Maribel García Colón, hematóloga oncóloga pediátrica y director médico de la Unidad de Trasplante del Hospital del Niño San Jorge.
Dra. Maribel García Colón, hematóloga oncóloga pediátrica y director médico de la Unidad de Trasplante del Hospital del Niño San Jorge.

Además, al pasar de los años, el número de donantes no cambiaba, más bien, podía descender. Pero, el gran logro es que a partir del 2012, Puerto Rico ha logrado donar vida a 72 pacientes alrededor del mundo, incluyendo pediátricos, constituyendo de esta manera el primer paso para que los médicos de la isla logren que se establezca la infraestructura necesaria para trasplantar a este tipo de pacientes que necesitan células madres y solo puede recibirlas de un donante fuera de su familia.

Actualmente en la isla solo se realiza el trasplante de médula ósea autólogo, donde el paciente consigue un donante dentro de su propio núcleo familiar.

Este tipo procedimiento en adultos se practica en el Hospital Auxilio Mutuo y es capitaneado por el Dr. Alexis Cruz Chacón, hematólogo oncólogo. En entrevista previa con la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) el año pasado, el especialista anunció que los médicos de la institución hospitalaria ya trabajaban para lograr que el trasplante alogénico se realice en la isla.

Mientras, aquellos que no cuenten con un pariente que les pueda donar, tienen que ser trasladados a los Estados Unidos, tratándose esto de un proceso costoso tanto para el paciente con su familia.

“El paciente tenía que estar siete días mínimo fuera de Puerto Rico y buscar la manera de faltar a su trabajo. Tampoco hay ley que proteja a estas personas que quieren ser donantes durante esos días que tomen para donar. Es un poco cuesta arriba”, formuló.

Puerto Rico solo aportaba entre cinco a ocho donantes por año, cifra redoblada en tan solo cuatro años, desde que el equipo médico

logró crear y certificar el centro a nivel nacional.

“Esto era tan importante tanto para mí y para todos estos pacientes que esperan una donación para poder sobrevivir que te cuento lo siguiente. Durante el evento del 911 ningún avión podía viajar. Solo estaba en el aire el del presidente Barack Obama y uno más. El segundo que permitieron volar lleva una donación de médula ósea para un paciente que dependía de la misma para sobrevivir”, recordó con alegría la especialista.

Uno de los casos más significativos, que, mientras la Dra. García Colón lo relataba, tomaba aire y pausas entre la emoción que le provocaba recordarlo, fue el de una paciente que nació con una condición rara que se comportaba como si fuera un tipo de cáncer y que no era compatible con la vida.

Se trataba de histocitosis grado 3, enfermedad rara que surge de la proliferación anormal de células de la médula ósea

“La niña no tenía un hermano compatible. Dudábamos que sobreviviera porque estaba muy enferma. La enviamos a los Estados Unidos a ser trasplantada, evolucionó de tal manera porque a sus cinco años le dijo a su maestra que tenía dos mamás: su propia madre y la que le dio vida. La nena quería conocerla y cuando la donante fue a los Estados Unidos, la sorpresa fue que la donante vivía a 10 minutos de la casa de la nena”, narró emocionada.

Otro de los factores que la Dra. García Colón resaltó es el control de calidad de las muestras a donar, pues las mismas tienen un periodo de hasta 36 horas para ser procesadas y enviadas.

“Gracias a las donaciones de los puertorriqueños se han podido salvar pacientes de Buenos Aires, Suecia, Italia, Francia, entre otros. Las enfermedades que demandan los trasplantes de médula ósea son aquellas relacionadas con la sangre, como las leucemias, desórdenes mielodisplásticos y los linfomas”, estipuló.

“Esto constituye el primer paso para que en Puerto Rico se realicen trasplantes no relacionados. El que pudiera existir un centro de colección (de sangre de la médula ósea) es el primer paso. Ahora que llevamos cuatro años colectando a través del método aférisis, queremos trabajar para que también nos permitan colectar por el método de extraer células madres directamente de la médula ósea. Ya luego que eso pase, nosotros queremos lograr unirnos a otros centros para lograr hacer trasplantes alogénicos en Puerto Rico”, declaró la hematóloga oncóloga.

Finalmente, la doctora García Colón exhortó tanto a la comunidad médica como a la ciudadanía a tomar conciencia sobre la necesidad que la isla siga aportando a través de donaciones de médula ósea y que prontamente se cree la infraestructura que donde se pueda lograr por primera vez realizar un trasplante alogénico.

Comentarios

X