Puertorriqueños alérgicos: peor pronóstico por condiciones climáticas

Puertorriqueños alérgicos: peor pronóstico por condiciones climáticas La alergia alimentaria se caracteriza por tener mayor prevalencia en los niños menores de 3 años, afectando entre el 6 y 8% de esta población

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Normalmente las personas que padecen de alergias, ya sean cutáneas o respiratorias, deben seguir una serie de cuidados ya que existen múltiples factores que exacerban las reacciones alérgicas. En Puerto Rico, la humedad, el calor y, en esta época particularmente, la nube de polvo proveniente del desierto del Sahara, son factores de riesgo para los pacientes que padecen alguna enfermedad alérgica.

En caso de los factores climáticos, las altas temperaturas y la humedad pueden generar un aumento en la irritación y el prurito asociados a la dermatitis atópica, en relación a esto, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) afirman que la situación ideal es una temperatura inferior a 68° fahrenheit con una humedad del 50% y recomiendan una correcta ventilación, es decir, un uso de telas y prendas que permitan que la piel respire, puesto que la sudoración también es un factor exacerbante de estas afecciones cutáneas. 

En Puerto Rico la temperatura promedio en los meses más calurosos es de 86,9° fahrenheit y la humedad media de la isla es de 76%, por esta razón, los pacientes que viven con afecciones cutáneas deben tener un cuidado especial y un manejo clínico riguroso para evitar el empeoramiento de su condición. Se debe tener en cuenta que las alergias pueden variar a lo largo de la vida, así como también los alimentos perjudiciales, los desencadenantes de las reacciones y los síntomas en sí, por esta razón, el manejo clínico y terapéutico debe atender a las necesidades particulares del paciente. Además, los pacientes que sufren de una condición alérgica pueden tener otras condiciones coexistentes, es decir, un paciente con dermatitis atópica, también puede desarrollar alergias alimentarias o, incluso, padecer asma alérgica. 

Sin embargo, se han establecido recomendaciones estándar para el manejo de las diferentes condiciones causadas por la alergia. 

Recomendaciones

Alergia alimentaria: 

La alergia alimentaria se caracteriza por tener mayor prevalencia en los niños menores de 3 años, afectando entre el 6 y 8% de esta población, y, en adultos, la incidencia es hasta del 3%. Adicional a la alergia propiamente causada por alimentos, se debe tener en cuenta que los conservantes y antioxidantes empleados en la conservación de los alimentos también son un factor desencadenante de la alergia.

Es importante diferenciar la alergia alimentaria con la intolerancia alimentaria, la alergia es ocasionada por una respuesta excesiva del sistema inmunitario de la persona y la intolerancia al alimento produce problemas digestivos. 
La alergia alimentaria genera inflamación en labios, lengua, garganta, ojos, abdomen, tos en exceso y anafilaxia, que es el cierre de las vías respiratorias. Por esta razón, es importante tener en cuenta lo siguiente, si va un restaurante sea muy claro y comente qué alimentos no puede comer, observe su día día y  escriba en lo posible qué ha comido, a qué lugares ha ido, cómo estuvo el clima y qué productos personales ha utilizado, con el fin de identificar qué le está ocasionando la alergia y evitar complicaciones severas en un futuro.

Alergia debido al clima

En días soleados es factible que se encuentren en el aire más ácaros, polen o alérgenos que pueden afectar el sistema inmune de las personas y por tal crear una alergia. Esta exposición al sol hace que aparezcan ronchas rojas, picazón e hinchazón.

 

Se recomienda que las personas que padecen de alergias mantengan la piel hidratada, se bañen con agua fría, no utilicen telas sintéticas y en lo posible ocultarse del calor para evitar la sudoración. En caso de que no haya mejoría o se esté pasando por una crisis, el médico le puede recomendar cremas con corticoides, pero estas deben ser utilizadas en un corto periodo porque pueden debilitar la piel. 

Alergia a los ácaros

Los ácaros se alimentan de la caspa producida por la piel, es muy común encontrar ácaros en las viviendas de las personas en dormitorios, ropa de cama y colchones,  y en temporadas de calor y alta humedad, los pacientes más expuestos a la alergia a los ácaros son personas con padecimientos atópicos como psoriasis y dermatitis atópica. Hay gran variedad de ácaros que viven en promedio un mes pero que la hembra puede poner entre 20 y 30 huevos, esto significa que hay una alta exposición al contacto con ellos, sin embargo esta especie no es portadora de virus. 

Para evitar una alergia continua y fuerte por los ácaros, se recomienda, mantener la ventilación de su habitación, no utilizar alfombras,mantener limpia la habitación, aspirar en lo posible, también durante la noche tener el aire acondicionado en una baja temperatura

En el contexto actual, los pacientes deben recurrir principalmente a la telemedicina para continuar con el control adecuado de su enfermedad, pues al ser variable, se necesita una consulta constante con el médico tratante. Además, el paciente debe asistir inmediatamente a los centros hospitalarios en caso de presentar una reacción alérgica grave, por ejemplo, que implique el cierre de las vías respiratorias. Se recomienda mantener los cuidados en casa rigurosamente para evitar complicaciones. 

Comentarios

X