Puerto Rico innova en tratamientos para linfomas Hodgkin y no Hodgkin

Doctor Cristian Rodríguez Es un término general que se utiliza para describir cánceres que se originan en el sistema linfático.

Katherine Trujillo Useche

 

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Linfoma es un término general que se utiliza para describir cánceres que se originan en el sistema linfático (los tejidos y órganos que producen, almacenan y transportan los glóbulos blancos que combaten las infecciones). Los dos tipos principales de linfoma son:

El linfoma de Hodgkin, que se propaga de manera ordenada de un grupo de ganglios linfáticos a otros.

El linfoma no Hodgkin, el cual se disemina a través del sistema linfático de una manera desordenada.

Linfoma no Hodgkin

El linfoma no hodgkiniano se hace más común a medida que las personas envejecen. A diferencia de la mayoría de los cánceres en el linfoma de hodgkin las tasas más altas se presentan en los adolescentes y los adultos jóvenes de 15 a 39 años de edad y nuevamente en los adultos mayores de 75 años o mayores.

En una entrevista para Medicina y Salud Pública habla el doctor Cristian Rodríguez quien es hematólogo y especialista de médula ósea, habla en detalle sobre los dos tipos de linfoma

“En la categoría de linfoma no hodgkiniano hay más de 20 subtipos y en general los dividimos en los indolentes y linfomas agresivos”.

Los linfomas indolentes crecen y se propagan lentamente. Es posible que algunos linfomas indolentes no requieran tratamientos de inmediato, sino que se les puede dar un seguimiento riguroso. En los Estados Unidos, el tipo de linfoma indolente más común es el linfoma folicular.

Linfoma agresivo

Los linfomas agresivos crecen y se propagan rápidamente y usualmente necesitan ser tratados de inmediato. En los Estados Unidos, el tipo de linfoma agresivo más común es el linfoma difuso de células B grandes.

El doctor Rodríguez explica que los linfomas agresivos que son los que presentan síntomas “se presentan a modo de sudoración nocturna, pérdida de peso, fiebre o una masa de rápido crecimiento, el diagnóstico lo hacemos (a través de) una biopsia de ganglios, nódulos linfáticos o del lugar que está afectado y de esta forma llegamos al diagnóstico entre otras pruebas moleculares y genética. El tratamiento de los linfomas depende de qué tipo de linfoma estamos detectando y si es agresivo o indolente y las manifestaciones clínicas que pueda tener el paciente” explica.

El linfoma de Hodgkin es un linfoma que afecta a pacientes jóvenes y pacientes mayores, es un linfoma que se presenta con los mismos síntomas que ya había mencionado el doctor Cristian y se agrega con picazón en la piel. Este tipo de linfoma crece en los ganglios linfáticos y daña las estructuras cercanas, el galeno nos habla sobre el tratamiento de estos linfomas “la mayoría se cura con quimioterapias, pero hay una población pequeña de pacientes en los que la quimioterapia no es suficiente y es necesario evaluar la posibilidad de un trasplante de médula ósea autónomo” concluye el doctor.

Tratamientos de linfoma

Los tratamientos de linfoma no Hodgkin

Los enfoques de tratamiento para el linfoma no Hodgkin dependen del tipo del cáncer y la etapa de la enfermedad, así como de su estado de salud, entre otros factores.

El doctor Cristian nos cuenta sobre una terapia celular “ya que hay unos pacientes que son refractarios a la quimioterapia, la terapia celular ha creado unas esperanzas y es una terapia efectiva para estos pacientes que tienen una recaída de la enfermedad después de dos líneas de terapia” afirma.

La terapia celular consiste en la manipulación de las células T para crear una proteína, esta proteína se une al linfoma activando la célula T y destruyendo el linfoma. “con este tipo de terapia podemos llevar a un 40% a una remisión completa duradera por dos años” explica el Dr. Rodríguez.

La quimioterapia logró tener una remisión completa de un 7 % de los pacientes donde la respuesta no era duradera y los pacientes fallecían, es por esto que el doctor prefiere la terapia de células T ya que es más prometedora y da más esperanza, en la actualidad aún se estudia si la terapia celular funciona para linfoma Hodgkin y otras enfermedades como el mieloma múltiple.

Los tratamientos contra el linfoma siguen avanzando por el trabajo de los médicos boricuas, se espera que el tratamiento de terapia de células siga ayudando no solo a los pacientes con linfoma, sino otras enfermedades.

Comentarios

X