Puerto Rico cuenta con nuevo tratamiento para la incontinencia urinaria

Puerto Rico cuenta con nuevo tratamiento para la incontinencia urinaria Los doctores Henry González (Izq.) y Mari Tere García (Der.), quienes integran la facultad médica de Evexia Health.
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Una innovadora terapia para la incontinencia urinaria que no conlleva el uso de medicamentos, no es invasiva y que ha probado disminuir los episodios de escape de orina hasta en un 95%, ya se encuentra disponible en Puerto Rico.

Se trata de EMSELLA®, un equipo médico que usa tecnología avanzada para tratar la debilidad de los músculos del piso pélvico a través de una silla electromagnética de alta intensidad que causa contracciones supramáximas en esa área del cuerpo para fortalecer y rehabilitar esos músculos, que son los responsables del mecanismo que previene la incontinencia urinaria.

De acuerdo con los doctores Henry González y Mari Tere García, quienes integran la facultad médica de Evexia Health -que es la clínica que ofrece el tratamiento en la isla-, la incontinencia urinaria se define como la pérdida accidental de orina en mujeres y hombres, la cual puede causar irritaciones en la piel debido a la humedad en el área pélvica y hasta infecciones de las vías urinarias, entre otras complicaciones de salud.

Además, a menudo impacta  la calidad de vida del quien la padece, ya que puede provocar episodios vergonzosos que afecten sus relaciones sociales, laborales y personales, por lo que debe tratarse. 

Sobre el tratamiento

“El tratamiento con EMSELLA® es ambulatorio, no invasivo y no causa efectos secundarios. Cada sesión de tratamiento equivale a aproximadamente 11.000 ejercicios de Kegel, los cuales son la primera terapia recomendada para tratar la incontinencia urinaria, cuyas causas más comunes son: la edad y condiciones de salud como diabetes y vejiga hiperactiva; el parto vaginal, la menopausia y la histerectomía en mujeres; y remoción o instrumentación de la próstata, en hombres”,

explicaron los doctores.

Es importante destacar que esta terapia está aprobada por Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), tanto para mujeres, quienes tienen mayor prevalencia, como para hombres. Además, de acuerdo con ensayos clínicos que se han llevado a cabo sobre la tecnología HIFEM  –un sistema electromagnético focalizado de alta intensidad en el que se basa este tratamiento– la terapia con EMSELLA® disminuye los episodios de escape de orina hasta en un 95%.

“El tratamiento recomendado es de seis sesiones de aproximadamente 30 minutos cada una, aunque la mayoría de los pacientes comienzan a experimentar mejoría a partir de la segunda sesión”,

aseguran los especialistas.

Por otra parte, los doctores informaron que además de ayudar al paciente a controlar los escapes de orina, este tratamiento podría ofrecer beneficios secundarios asociados con el rejuvenecimiento del área al devolverle a los músculos del piso pélvico fortaleza y vigor.

Comentarios

X