Puerto Rico avanza con nuevas guías para el tratamiento de la fibrilación atrial

Nuevas guías para el tratamiento de la fibrilación atrial Dr. Luis Molinary, cardiólogo.

Por: Angélica Claudio Merced

A medida que la ciencia va avanzando las formas de diagnóstico y tratamiento para las enfermedades se percibe el beneficio a los pacientes para que puedan tener una mejor calidad de vida. Este es el caso del manejo del tratamiento para la enfermedad cardíaca fibrilación atrial, cuyas guías fueron actualizadas recientemente. 

Una enfermedad muy común entre los puertorriqueños

La fibrilación atrial es una condición que se caracteriza por tener los ritmos o los latidos del corazón de manera irregular. Es bastante común entre los puertorriqueños, particularmente entre aquellos que padecen otras enfermedades como la diabetes y la hipertensión.

“La fibrilación atrial es un desorden anormal del ritmo cardíaco. Son latidos rápidos e irregulares de los atrios o las dos cámaras superiores del corazón. Usualmente las causas de  la fibrilación atrial son las mismas que las que provocan las enfermedades de las arterias del corazón, como alta presión, diabetes, enfermedades coronarias y fumar cigarrillos. Y hay una que la gente no asocia mucho pero que es bien importante que es el estrés”

señaló el cardiólogo Luis Molinary sobre algunos de los factores de riesgo que pueden provocar la enfermedad y que al mismo tiempo deben ser modificados o controlados para evitar mayores complicaciones.

Otras causas de la fibrilación atrial pueden ser fallo cardíaco congestivo, problemas de tiroides, particularmente hipertiroidismo, y problemas de las válvulas del corazón. Entre los síntomas más comunes que pueden sentir los pacientes con fibrilación atrial se encuentran: palpitaciones o el corazón acelerado, mareos, pérdida del conocimiento, dificultad respiratoria o fatiga. 

Si tienes el pulso irregular… 

Para el doctor Molinary, la manera más simple de sospechar que un paciente tiene esta enfermedad es sentir su pulso, de manera que, si hay algo inusual en él, se le realicen otras pruebas que lleven a un diagnóstico certero.

“Al cogerle el pulso al paciente ya tú sabes que el  ritmo del corazón está regular o irregular. Después que sepas que tiene el pulso irregular, automáticamente se tiene que  hacer un electrocardiograma porque el diagnóstico definitivo se hace con electrocardiograma”

explicó el médico con 25 años de experiencia en cardiología.

Tratar esta enfermedad es sumamente importante pues una de sus complicaciones más serias es la formación de coágulos dentro del corazón, causado por la propia arritmia y estos coágulos se desprenden dirigiéndose a otros lugares del cuerpo.

“Esos coágulos a donde principalmente van es al cerebro. Si tú tienes un coágulo que corre para el cerebro significa un  derrame cerebral agudo y puede ser algo bien leve, pero puede ser algo que le cueste la vida al paciente. Esa es la complicación más temida de esta arritmia”

advirtió el galeno.

Nuevas guías de tratamiento

Para impedir que al paciente le ocurra un derrame cerebral se le recetan medicamentos anticoagulantes que evitan la formación de los coágulos. Precisamente, a principios de 2019, dos importantes revistas especializadas en cardiología publicaron las nuevas guías de tratamiento sobre el uso de anticoagulantes en los pacientes con fibrilación atrial. 

Las nuevas guías publicadas en la revista Circulación de la American College of Cardiology y el Journal de la Heart Rhythm Society presentan nuevos datos e investigaciones sobre el uso de algunos medicamentos anticoagulantes para los pacientes con esta enfermedad. 

El doctor Molinary resaltó dos de las que se consideran las más importantes, siendo uno de ellas la nueva puntuación para mujeres y hombres sobre los factores de riesgo.

“La probabilidad de que tengas un  derrame cerebral cuando tienes este tipo de arritmia depende de los factores de riesgo adicionales que tienes como la hipertensión, la diabetes y la edad. A cada uno de esos factores de riesgo se le da una puntuación.  Esa puntuación es la que le va a decirle al doctor si tienes que anticoagular al paciente. Antes las guías decían que para hombres y mujeres tenías que anticoagularlo de dos puntos en adelante. Ahora, las guías dicen que la mujer tiene un punto de entrada y que para anticoagular al hombre son dos puntos, pero para la mujer son tres puntos”

dijo el cardiólogo con práctica en Corozal y en el Bayamón Medical Plaza.

El otro cambio relevante en las guías de tratamiento de la fibrilación atrial es la predilección de los anticoagulantes orales no vitamina K o NOAC sobre la warfarina.

“Antes se usaba warfarina o comadina como primera línea de tratamiento anticoagulante para evitar la embolia sistémica.  Ahora las guías te dicen que la primera línea de tratamiento son los llamados nuevos anticoagulantes (dabigatran, rivaroxaban, apixaban y edoxaban). Si a un paciente tú le diagnosticas fibrilación auricular tú tienes que empezar con este tipo de drogas por encima de la comadina que era lo que se usaba antes. Después de que se publican estas guías el médico no debería comenzar con warfarina por encima de estas medicinas, excepto que el paciente tenga problemas valvulares”

detalló.

Hay que seguir educando a los médicos

Por otra parte, al doctor Molinary le preocupa el peligro que representa que los médicos no estén diagnosticando esta enfermedad y urge a que se siga educando a los médicos no especializados sobre la fibrilación atrial y sus consecuencias para la salud de los puertorriqueños.

“Todas las semanas  yo veo un paciente nuevo. Por lo menos un paciente que tiene la condición  y que no ha sido diagnosticado. Eso es un peligro porque ese paciente no está anticoagulado, eso significa que en cualquier momento puede darle un derrame o sea le puede costar la vida. Esta enfermedad es más común de lo que la gente piensa, pero mi preocupación es que no se está diagnosticando. Hay que educar, lo que pasa es que últimamente nos hemos enfocado en tratar de educar al paciente y nos hemos olvidado de educar al médico. Si el médico no hace  el diagnóstico correcto no vamos a identificar la arritmia, ni vamos a tratar al paciente. Y eso es tan sencillo como tomarle el pulso al paciente. Si el pulso está irregular hay que hacerle un electrocardiograma inmediatamente. Tenemos que educar a los médicos sobre esta condición y su manejo porque el paciente se nos puede morir y además porque encarece el costo de la salud”

advirtió.

Si sientes algo raro visita a tu médico 

En cuanto a sus recomendaciones para el paciente con fibrilación atrial, el cardiólogo habló de la importancia de mantener controlados los niveles de azúcar, presión, así como tener un peso y alimentación adecuada para disminuir el riesgo de las enfermedades del corazón.

“Y lo otro que yo recomiendo es  que si sientes un síntoma raro en tu cuerpo, que sabes que no es normal tienes que acudir a tu médico para que te evalúe. Y si es una condición  cardiovascular más todavía porque muchas de ellas son una emergencia y se tienen que tratar en el momento. Las condiciones cardiovasculares no pueden esperar a mañana”

concluyó.

*Para consultar las nuevas guías de tratamiento de anticoagulantes para la fibrilación atrial puede acceder a https://cardiacrhythmnews.com/aha-guidelines-blood-thinners-atrial-fibrillation/

Comentarios

X