Puerto Rico crea el primer implante para el dolor en América Latina

Puerto Rico crea el primer implante para el dolor en América Latina Dr. Eduardo Ibarra

Por: Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

De Puerto Rico para el mundo. Una nueva hazaña médica se realizó este 27 de octubre, fecha en la que se llevó a cabo un nuevo dispositivo contra el dolor crónico que fue implantado por el cirujano, doctor Eduardo Ibarra, a una paciente de 67 años.

Se trata del nuevo Medtronic Intellis, un dispositivo hecho en Puerto Rico y el único que hasta el momento existe en Latinoamérica.

El aparato fue manufacturado por la empresa Medtronic en Juncos y fue aprobado en septiembre por la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA). El costo del dispositivo fue cubierto por el plan de salud del Gobierno y la aseguradora Molina Health Care.

El Medtronic Intellis es pequeño en tamaño y se implanta en la espina dorsal, mediante electrodos. Es un neuroestimulador que ofrece un alivio progresivo al dolor crónico a través de una terapia en la que se emiten corrientes de electricidad.

Marta Pérez fue la primera paciente que recibió este tratamiento. Hace 4 años la mujer fue intervenida quirúrgicamente debido a un dolor frecuente en la espalda baja y piernas, sin embargo, con esa cirugía el dolor no cesó y desarrolló una condición llamada síndrome de pos-laminectomia, pues tampoco respondió a los medicamentos para aliviar el dolor. Por tal razón, fue la candidata ideal para realizar este procedimiento. La cirugía se realizó en el Centro Quirúrgico de la Montaña en Cayey.

Además de doctor Ibarra, en el equipo médico se encontraban presentes: Reynaldo Pérez, supervisor de la sala quirúrgica; doctor Nicolás Betancourt, anestesiólogo; Evelyn Díaz, enfermera graduada; Lianne Rodríguez, técnica quirúrgica; Wilson Medina, enfermero anestesista y Fabiola Algarín, técnica radiológica.

La idea es que el paciente maneje de manera autónoma el aparato y así pueda modular su terapia a través de un control remoto que funciona mediante “bluetooth”. Este procedimiento liberará prontamente a decenas de pacientes de fuertes dolores y evitarán en la mayoría de casos el uso de narcóticos para aliviar el dolor.

Según Pierre Valentín Echevarría, gerente regional para el Caribe y Centroamérica de la unidad Restorative Therapy Group (RTG) de la compañía Medtronic, los médicos podrán hacer un análisis del uso que el paciente le esté dando al aparato, ya que el mismo rastrea su actividad durante las 24 horas del día desde la interfaz de una “tablet” al que el médico tendrá acceso.

Se le han instalado a pacientes de todas las edades con dolor crónico refractario que ha perdurado por un periodo mínimo de cuatro años y no ha respondido a medicamentos y terapias. Antes de la cirugía, a la paciente se le realizan unas pruebas utilizando un dispositivo con cables externos por unos siete días y si siente alivio en su dolor en más de un 50%, es candidato al implante”, explicó Pierre Valentín.

A la paciente a la que se le realizó este procedimiento se le implantaron dos electrodos en la espina dorsal para aliviar el dolor en la espalda baja y las piernas. El dispositivo fue ubicado en la parte superior del glúteo derecho.

Las incisiones para esta cirugía fueron poco invasivas y se le administró una dosis de antibiótico a la paciente para disminuir el riesgo de infección.

Dentro de los 12 a 15 días siguientes, el dispositivo realizará terapia a esta paciente y al cabo de este lapso, ella deberá ver a su médico tratante para la evaluación del post-operatorio.

X