Preocupa la exacerbación de leptospira e influenza ante evento climatológico

Infectólogo, Director ACTU, Recinto Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico

Lo que más preocupa con el paso de varios eventos climatológicos es el aumento de los casos de leptospira. Tanto los rescatistas, como personal sanitario, de emergencia y la propia población podría estar expuesta a las inundaciones que arrastran toda la contaminación o exponerse a los suelos donde puede estar la bacteria.

Al cabo de unos días, preocupa la influenza. Estamos en temporada y toda la lluvia y viento exacerba el virus.

Así lo indicó a la Revista de Medicina y Salud Pública, el doctor Jorge Santana Bagur, presidente de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas del País, en medio de la emergencia climatológica que ocurre en la isla, que, en menos de 14 días, recibirá directamente la fuerza de vientos y lluvias producto de un huracán categoría 5, llamado María.

Mucho se enfatiza en las enfermedades que amenazan a la salud pública producto del paso climatológico en un país determinado, pero en Puerto Rico nos situamos ante patógenos infecciosos a los que siempre los sectores salubristas han dado prioridad, como lo son las espiroquetas, bacterias Gram-negativas a la que pertenece la leptospira, y el virus HIN1, H3N2, conocido popularmente como la influenza.

“Estamos en una situación bien alarmante. La leptospira es la más que me preocupa cuando existen tantas aguas contaminadas e inundaciones que se lleva todo. La infección penetra la piel y da un cuadro gastrointestinal bien severo que la gente se puede morir. Es bien seria y la gente debe estar consciente que se promueve en tiempos de inundaciones”, afirmó el infectólogo a este medio.

“Ya sea que la casa se le haya inundado a una persona, o que esta haya tenido que cruzar una quebrada, ahí la leptospira puede estar. La leptospira es endémica en Puerto Rico, sobre todo en áreas de ganado vacuno, donde la excreta corre con las inundaciones y a donde llega, las personas corren un riesgo bien grande (de contaminarse)”, abundó, enfatizando que entre los organismos que pueden encontrarse en aguas contaminadas también se encuentran la salmonella y bacterias gastrointestinales.

En cuanto a la influenza, virus que se exacerba a partir de los meses de septiembre y meses fríos del año anualmente, indicó que podría ser un riesgo entre espacios donde haya hacinamiento de personas, como lo son los refugios.  

“Cinco, seis o siete días más tarde me preocuparía la influenza. Es una enfermedad aerotransportada y se afectan todos los que estén alrededor de ella. La vacuna ahora mismo no hará nada si hay personas incubando porque hace efecto a las tres o cuatro semanas, pero lo más importante es la prevención, el lavado de mano, el taparse la boca al estornudar, entre otros”, añadió de otra parte.

“Todo lo que tenga que ver con alimentos y aguas contaminadas es preocupante. Además la higiene es bien importante en lugares hacinados porque es donde puede incubar el virus de influenza”, enfatizó.

Entre los síntomas de la leptospira se encuentra diarrea, fiebre alta, dolores musculares intensos, ictericia, entre otros.

De hecho, un estudio publicado por MSP reveló que la infección tiene alta presencia en la región norte del país en municipios como Maricao, Manatí, Hatillo, Utuado y Arecibo, donde la bacteria abunda en terrenos utilizados para actividades de ganadería.

Mientras, los síntomas de la influenza pueden ser dolor de garganta, mucosidad nasal o nariz tapada, dolores musculares y corporales, dolores de cabeza, fiebre, entre otros.

Se espera que el huracán María atraviese a Puerto Rico desde la zona sur a 160 millas por horas como categoría 5 según el boletín de las 11 de la mañana.

Noticia Relacionada

Comentarios

X