¿Por qué están aumentando los suicidios en Estados Unidos?

Un nuevo estudio del gobierno de Estados Unidos reveló que el suicidio aumentó en todo el país desde 1999.

Las cifras se publicaron en la semana en que las muertes de la diseñadora Kate Spade y del famoso chef Anthony Bourdain volvieron a poner el foco sobre este tema.

En 17 años, el 30%.

Ese es el porcentaje en que la tasa general de suicidios ha aumentado en más de la mitad de los estados de EE.UU., según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). El aumento medio en todo el país es de alrededor del 25%.

Significa que alrededor de 16 de cada 100.000 estadounidenses se quitarán la vida.

Solo en 2016, casi 45.000 personas se suicidaron en el país.

Según los datos de los CDC, el suicidio aumentó entre personas de cualquier género, edad, raza o grupo étnico.

La investigadora principal del estudio, Deborah Stone, dijo a la BBC que la agencia había estado investigando este aumento durante algún tiempo.

«Sabiendo que las tasas estaban aumentando, queríamos conocer los aumentos a nivel estatal y los factores que están contribuyendo», asegura Stone.

«En 25 estados hubo incrementos de más del 30%, ese fue un nuevo hallazgo para nosotros».

Casi todos esos estados se encuentran en las regiones oeste y medio oeste de EE.UU.

 

¿Por qué están aumentando los suicidios?

Si bien no existe un solo factor que conduzca al suicidio, Stone dice que los problemas financieros y de relaciones afectivas suelen ser las principales causas que contribuyen al suicidio en el país.

También apunta que algunos estados del oeste tienen históricamente una de las tasas más altas de suicidio, lo que podría estar relacionado con el hecho de que suelen ser de carácter más rural.

Los estados rurales, explica, aún se están recuperando de las recesiones económicas. Las personas también tienden a estar más aisladas, sin acceso a la atención adecuada. Y estos estados han sido golpeados duramente por la epidemia de opiáceos.

Según la presidenta de la Asociación Estadounidense del Suicidio, Julie Cerel, tener mejores métodos de elaboración y presentación de informes y estudios podría explicar parte del aumento, pero también apunta a la falta de fondos suficientes para la investigación en salud mental y la atención preventiva.

«Nuestros sistemas de salud mental están teniendo dificultades en todo el país», dice. «En términos de capacitación de profesionales de salud mental, no estamos haciendo un gran trabajo».

En 2018, solo en diez estados es obligatorio que los profesionales de la salud reciban formación sobre prevención de suicidios.

Cerel plantea otro problema de salud pública relacionado, aunque a menudo dejado a un lado: las armas de fuego.

 ¿Hay relación entre el suicidio y las enfermedades mentales?

El estudio de los CDC encontró que el 54% de los estadounidenses que murieron a causa de un suicidio no tenían diagnosticada ninguna enfermedad de salud mental.

El doctor Jerry Reed, de la Alianza Nacional de Acción para la Prevención del Suicidio, dijo a la BBC que si bien «definitivamente existe una relación entre la enfermedad mental grave y el comportamiento suicida», los expertos han descubierto que no es solo un desafío de salud mental.

«Las condiciones económicas u oportunidades de subsistencia en declive podrían llevar a las personas a situaciones donde están en riesgo. Necesitamos intervenir en casos de salud mental y pública», dice Reed.

Cerel también destaca que son muchas las personas diagnosticadas con enfermedades mentales que no se quitan la vida.

«No es algo tan simple como: ‘tenían problemas mentales, así que se suicidaron'».

Añade, sin embargo, que los datos existentes pueden no estar representando correctamente el verdadero alcance de la enfermedad mental en EE.UU.

«Si [los funcionarios] concluyen que es salud mental o no, se basa en un recuadro en los formularios que examina el médico forense», dice.

 

 

«Si no tienen familiares con los que hablar en el lugar del suicidio, no tienen idea de si se pudo tratar o no de un caso de salud mental. Algunos forenses vuelven y hacen una investigación exhaustiva, otros no».

Stone dice que el estudio de los CDC muestra que la pérdida de seres queridos, el abuso de sustancias, la salud física y los problemas legales y laborales son todos factores importantes.

«Si nos enfocamos solo en una cosa, estamos olvidando a gente que está potencialmente en riesgo», dice.

Tomado de BBC Mundo

Comentarios

X