Plasma de convaleciente: ¿promisorio y efectivo tratamiento para COVID-19?

Plasma de convaleciente: ¿promisorio y efectivo tratamiento para COVID-19? Dr. Juan Manuel Anaya Cabrera, doctor en biología e inmunología y director del Centro de Estudio de Enfermedades Autoinmunes (CREA) de la Universidad del Rosario en Colombia

César Fuquen Leal
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

El plasma de personas convalecientes es un tratamiento experimental que algunos médicos están usando para contrarrestar los graves y mortales síntomas del nuevo coronavirus, COVID-19. En Colombia, universidades, laboratorios y casas farmacéuticas han desarrollado un estudio clínico para evaluar qué tan efectivo es el plasma en los contagiados del virus.

El plasma de convaleciente consiste en que el enfermo reciba los anticuerpos que ya vencieron al virus, en este caso del COVID, de otra persona. La Revista Medicina y Salud Pública (MSP) habló con el Dr. Juan Manuel Anaya Cabrera, doctor en biología e inmunología y director del Centro de Estudio de Enfermedades Autoinmunes (CREA) de la Universidad del Rosario en Colombia quien ahondó sobre todo lo concerniente a este prometedor tratamiento.

Prominentes resultados

Universidades prestigiosas de Colombia como Los Andes y la del Rosario, en colaboración de clínicas y el Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud de este país suramericano desarrollaron un estudio que podría ratificar la efectividad de plasma de personas convalecientes en el tratamiento del coronavirus. 

“Observamos que ocho de diez pacientes respondieron de manera excelente. Cuando lo digo excelente es que a partir del tercer día ya comenzamos a observar una mejoría tanto en los síntomas respiratorios, digestivos y músculo esqueléticos. Evaluamos un número importante de síntomas, cada uno rigurosamente a los días uno, dos, tres, cuatro, siete, catorce y veintiocho para hacer una evaluación muy rigurosa de estos pacientes. Observamos que al día 28 prácticamente todos los síntomas habían desaparecido en aquellos que respondieron favorablemente, exceptuando la fatiga y la cefalea que persistieron hasta el día 28”, explicó el Dr. Anaya.

Disminución significativa en las proteínas proinflamatorias

 En muchos pacientes la cefalea y fatiga puede persistir durante varias semanas, independientemente de que el paciente ya se haya curado de la infección.

De la misma manera, observamos clínicamente mejoría significativa en algunos parámetros que medimos, como por ejemplo, los parámetros inflamatorios. Dos variables inflamatorias son las proteínas que produce estados inflamatorios en la COVID-19 y el otro, que son una medida de sedimentación de la sangre que se llama la velocidad de sedimentación. Ambos valores disminuyeron a lo largo de la evolución después de la aplicación del plasma”, dijo el galeno.

Evidencia científica

No solo en Colombia se han desarrollado estudios que evidencian la presunta efectividad del plasma convaleciente contra el COVID-19. Prestigiosos centros hospitalarios como MayoClinic han ejecutado investigaciones para conocer la efectividad de este tratamiento y sus posibles efectos adversos. 

“Una publicación de la Clínica Mayo muestra un análisis en 20000 pacientes en donde evaluaron qué tan bien tolerado era el plasma de convaleciente y encontraron que los efectos secundarios son inferiores al cero punto cinco por ciento. Muchos de ellos aún inferiores al 0.1 por ciento. ¿Cuáles son los efectos secundarios que se pueden observar? Principalmente alérgicos, también hay dos que vale la pena mencionar. Uno es el de una sobrecarga circulatoria por el plasma que se aplica. Ese es un efecto secundario que se controla relativamente fácil, con la supervisión estricta y la escogencia del paciente al que se le va a aplicar el plasma de convaleciente, de tal manera que es un efecto secundario, prevenible y realmente raro.

La otra posibilidad es que este plasma se ejerza una injuria pulmonar relacionada con la transfusión”, detalló el Dr. Anaya.

Según el galeno colombiano, los efectos secundarios que podrían presentar los pacientes que se sometan a este tratamiento se presentan en estadios tempranos de la enfermedad, por lo que se podrían tratar con más facilidad.

“El plasma de convaleciente es muy bien tolerado y los mínimos efectos secundarios como lo muestra este análisis de 20000 pacientes son efectos secundarios que conocemos y que podemos no solamente prevenir, sino también tratar. Hay que mencionar que cuando estos efectos secundarios ocurren, ocurren tempranamente durante la transfusión o muy después de ella tempranamente. Todos los pacientes, por ejemplo en nuestro caso, que se han beneficiado del plasma, han sido monitoreados estrictamente y a la fecha nosotros no hemos observado, afortunadamente en ningún caso, efectos secundarios”, determinó el especialista.

¿El plasma convaleciente reduce la mortalidad?

Según el Dr. Anaya, el plasma reduce la mortalidad en aquellos pacientes que se tratan tempranamente, es decir, antes de las 72 horas de haber ingresado al hospital, sobre todo en aquellos pacientes que están severos pero no críticos, 

“El plasma disminuye la mortalidad cuando el plasma es utilizado con niveles de anticuerpos que son lo más alto posible. (…) Este análisis lo que mostró fue que aun tomando en cuenta los estudios previos que se han hecho de carácter controlado, es decir, comparando el plasma versus tratamiento convencional, mostraron una reducción en la mortalidad cercana al cincuenta y siete por ciento (57%). Ese es un aspecto que vale la pena resaltar y que es una cifra para tener en cuenta en la medida en que prácticamente ningún otro medicamento que ha sido utilizado hasta ahora ha ofrecido esa reducción en la mortalidad”, dijo Anaya.

Exhortación a donar plasma 

Es importante saber que cada donante produce suficiente plasma para tratar a dos pacientes, lo que podría beneficiar significativamente a un gran número de pacientes con el virus.

“La donación de plasma no afecta la salud ni el sistema inmune del donante. Y una vez más, pues sepan, queridos oyentes y quienes quieran donar, que su donación podría salvar vidas. (…) La solución a la pandemia no la van a dar los políticos, la van a dar los científicos y a la ciencia hay que creerle”, dijo el Dr. Juan Manuel Anaya Cabrera, doctor en biología e inmunología y director del Centro de Estudio de Enfermedades Autoinmunes (CREA) de la Universidad del Rosario en Colombia en diálogo con MSP.

Mire la entrevista completa a continuación.

Banner covid-19 tablet

Comentarios

X