¿Persiste el rechazo a las vacunas en la población puertorriqueña?

¿Persiste el rechazo a las vacunas en la población puertorriqueña? Santos Ortiz Comas, estudiante de Medicina de la Escuela San Juan Bautitsa.
Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Un grupo de investigadores y estudiantes de medicina evaluaron los motivos de vacunación en la población en Puerto Rico. El estudio tomó como muestra generaciones adultas y fue llevado a cabo por uno de los estudiantes inscritos en el Hospital Perea de Mayagüez.

Con un total de 98 muestras pertenecientes a pacientes hospitalizados en sala de emergencia de dicho hospital, se percibió que la eficacia de la vacuna fue positiva. Un paciente indicó que había tomado en consideración, mientras que 28 dijeron que rechazaban o habían rechazado las vacunas.

 Las vacunas más rechazadas fueron aquellas contra la influenza y el virus del papiloma humano (VPH), indicó Santos Ortiz Comas, estudiante de Medicina de la Escuela San Juan Bautista, quien realizó el estudio.

«Entre las razones más comunes para rechazar las vacunas se encuentran los posibles efectos secundarios, la información negativa y la percepción de que esas vacunas no eran necesarias. Aunque, 20 de los 28 pacientes que rechazaron las vacunas, estaban dispuestos a vacunarse si los médicos o los proveedores de atención médica orientaban y recomendaban la vacunación»

estableció Ortiz Comas.

A modo de consejo, mencionó que los médicos y los proveedores de atención médica deben ser el foco principal de las próximas intervenciones de salud pública en términos de los cronogramas de vacunación. Sin embargo, admitió que se necesita más investigación para abordar aún más las bajas tasas de vacunación contra la influenza y el VPH.

Estas tasas mencionadas en Puerto Rico están por debajo de los estándares globales, tanto para poblaciones pediátricas como para adultos; en ellos está trabajando el Departamento de Salud de Puerto Rico, aunque una de las principales preocupaciones de la agencia es el cumplimiento y la finalización del calendario de vacunación, en lugar de la iniciación.

«Las percepciones generales sobre la efectividad de la vacuna en la prevención de enfermedades infecciosas fueron -en general- positivas entre la muestra; y esto indica que los resultados son similares a la literatura, en la que las percepciones sobre la efectividad de la vacuna son buenas en general. Además, más de la mitad de nuestra muestra indicó no sentirse dudoso cuando llegó el momento de vacunarse»

agregó el futuro médico.

Las razones del rechazo de la vacuna contra el VPH son similares a las que impiden la vacuna contra la influenza: los pacientes indican que se necesita más investigación, más educación para el paciente y que la vacuna no es necesaria porque la población no está en riesgo.

Comentarios

X