Patologías como el asma, la obesidad y la depresión podrían agravarse con el cambio climático

Patologías como el asma, la obesidad y la depresión podrían agravarse con el cambio climático El estudio apunta a que el incremento del calor puede producir o exacerbar pandemias transmitidas por los mosquitos

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Según un estudio publicado en Australia, los efectos del cambio climático pueden estar causando deficiencias psíquicas, defectos de nacimiento, obesidad, asma, depresión y otros problemas de salud sino se adoptan las medidas necesarias para hacerle frente.

La Alianza Australiana de Salud Global (GHAA, siglas en inglés), está llevando a cabo un proceso de observación y análisis de los efectos del cambio climático en la salud de los pobladores de Asia Pacífico, principalmente en las zonas propensas a desastres naturales y en las que los cultivos han sido afectados por las intensas oleadas de calor. 

«Los hijos de las mujeres que han experimentado un daño, entre moderado y severo por casos objetivamente evaluados y vinculados a las tormentas, sobre todo entre el primer y segundo trimestre de embarazo, han perdido capacidad cognitiva», alerta el informe. Esto se manifiesta a los dos años con la pérdida de al menos 14 puntos de coeficiente intelectual, así como un menor vocabulario, mientras que a largo plazo revela deficiencias en el proceso de aprendizaje, problemas de obesidad y mentales en la adolescencia».

Dicho estudio también apunta a que el incremento del calor puede producir o exacerbar pandemias transmitidas por los mosquitos, exasperar otras enfermedades o incluso agravar otros problemas como el asma, las alergias, la neumonía o las diarreas, esto debido al deterioro de la calidad del agua y el aire.

«No se podrá beber de las fuentes de agua. El cambio climático incluso ha sido vinculado a la depresión»

El estudio también evidencia que el cambio climático acentúa en mayor proporción los problemas en la salud mental generados por la escasez de recursos y los desastres naturales.  

De igual modo, el aumento del nivel del mar o los desastres naturales pueden decrecer los cultivos, lo que a su vez puede causar un mayor problema de desnutrición en las poblaciones vulnerables. La investigación también señalan que para el 2050 las cosechas de maíz, trigo, arroz y soja disminuirán en al menos un 10%.

Asimismo, vislumbra que el aumento de las temperaturas también induce a un mayor absentismo laboral por estrés, que por ejemplo, en el caso de Australia le cuesta unos 8.700 millones AUD (5.990 millones USD o 5.369 millones EUR) cada año. 

La Alianza Australiana de Salud Global (GHAA) en su estudio realizado en 2017 ya habria advertido que para el 2100 una de cada tres personas del planeta estará expuesta a olas de calor tan altas que serán suficientes para causar su muerte. 

La GHAA proporciona nueve recomendaciones para hacer cara a este panorama, entre ellas, reconocer que el cambio climático impacta de sobremanera la salud de la población, también la correcta capacitación de los profesionales de la salud respecto a estos efectos y ciertas medidas para reducir su impacto.

Comentarios

X