Parásitos encontrados en la carne de cerdo y el agua provocarían enfermedades intestinales

Una de las dudas más latentes que tiene la población mundial y en algunos casos, también el personal médico, es saber en dónde pueden encontrar estos anélidos.
César Fuquen Leal 
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Las infecciones parasitarias son patologías de las cuales se habla bastante, pero de las que aún existen múltiples mitos y misterios. Recientemente, se ha identificado un organismo bastante letal, capaz de afectar el sistema nervioso del ser humano, al punto que podría causar la muerte.

No es un gusano redondo, sino un gusano que se llama ‘plano’ (parásitos que causan enfermedades intestinales) y puede alcanzar hasta un metro y medio de largo y todo eso está adentro del intestino”,

afirmó el experto en salud pública, el Dr. Elmer Huerta en entrevista con CNN.

Una de las dudas más latentes que tiene la población mundial y en algunos casos, también el personal médico, es saber en dónde pueden encontrar estos anélidos. Para encontrar respuesta a dicha incógnita, no deben ir muy lejos, estos gusanos están en varios de los alimentos que se consumen a diario…  

“Esta ‘tenia’ (nombre alternativo de los gusanos), si tu comes un pedazo de cerdo y este cerdo no está bien cosido, dentro de la carne que estás comiendo, ahí está el gusanito en forma embrionaria muy pequeñito, que se llama el cisticerco. Tú te lo comes, pasa por tu aparato digestivo, saca unos ganchitos y se queda pegado allí en tu intestino por varios meses y años, aumenta de tamaño y crece, se convierte en un gusano adulto y elimina –emana- huevos que salen con los excrementos”,

explicó el salubrista.

Las pésimas condiciones de higiene de algunos de los países del mundo, aumentan la prevalencia de estos

organismos que causan serias afecciones en la salud del ser humano. Frente a ello, el Dr. Huerta precisó que…

En lugares muy pobres del mundo, esos excrementos humanos, contaminados con los huevos del gusano que tienes adentro, llegan al agua, a las verduras, etc. y la gente los come”.

Lo más preocupante, es que después de que el gusano entra al tracto intestinal se reproduce dejando huevillos por el sistema digestivo aumentando el padecimiento y síntomas de las infecciones.

Cuando la gente come los huevos, ya no el parasito que estaba en la carne del cerdo, sino los huevitos. El huevo entra a tu aparato digestivo, llega al intestino y allí es donde se convierte en una larvita. Esta larva atraviesa el intestino y llega a tu sangre y allí se dispersa por todo el cuerpo; llega al cerebro, llega a los pulmones, al hígado, a los músculos y esos son los cisticercos que, entre comillas, son gusanos vivos que te aparecen en todo el cuerpo”,

concluyó el Dr. Huerta.

Para evitar el padecimiento de estas enfermedades se puede recurrir a sencillos cambios en el estilo de vida. Algunos de ellos incluyen hacer un debido proceso de asepsia a los alimentos, lavarse las manos antes de comer, ir al médico para realizar un debido análisis y que posiblemente se prescriba un purgante para controlar los síntomas que estos parásitos ocasionan.

Comentarios

X