Paludismo, una amenaza para América Latina

En noviembre se conmemora la lucha contra el paludismo en las Américas, una ocasión especial para destacar cómo la malaria puede ser causa y consecuencia de la pobreza y la inequidad.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2015 se reportó en Latinoamérica, un total de 451.242 casos confirmados de malaria y 159 muertes a causa de ésta. Cifras que representan un descenso del 62% de los casos y una disminución del 61% en las muertes desde el año 2000.

El paludismo o malaria, es una enfermedad mortal que se transmite por la picadura de mosquitos hembra del género Anopheles. Los principales síntomas de su aparición son fiebre, dolor de cabeza y escalofríos, éstos suelen aparecer entre 10 y 15 días tras la picadura del mosquito. Si no se trata en las primeras 24 horas, el paludismo puede agravarse, llevando a la muerte.

La OMS constata que la incidencia de la malaria en las Américas disminuyó en 19 de los 21 países endémicos entre 2000 y 2015. Además, en países como Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Suriname, se ha expresado el compromiso de crear estrategias para eliminar la propagación del paludismo.

En cuanto a investigaciones en busca de un antídoto contra la malaria, se creó la vacuna RTS,S/AS01 (RTS,S) —conocida también como Mosquirix™— la cual proporciona una protección parcial contra el paludismo en niños pequeños y que sigue siendo evaluada en el África subsahariana. En noviembre de 2016, la OMS anunció que la vacuna RTS,S se empezaría a utilizar en proyectos piloto en 3 países de África. La financiación de la fase inicial del programa está asegurada, y el inicio de la vacunación está previsto para 2018.

Mientras esto ocurre, se recomienda prevenir la aparición de la enfermedad usando mosquiteros tratados con insecticidas y la constante fumigación de interiores con insecticidas de acción residual. De esta forma, se podrán reducir los casos de muerte por paludismo, ya que en la actualidad es una de las principales causas de muerte en menores de 5 años, al cobrarse la vida de uno de ellos cada 2 minutos.

Comentarios

X