Pacientes de psoriasis cuentan con más opciones de tratamiento

Dermatólogo Rogelio Mercado Seda

Jackeline Del Toro
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

La psoriasis no es contagiosa. De esa premisa partió la décima Asamblea Anual de la Asociación Puertorriqueña de Ayuda al Paciente de Psoriasis (APAPP) que se celebró este sábado en la Ponce Health Sciences University con la participación de especialistas en el área.

Uno de ellos fue el dermatólogo Rogelio Mercado Seda, quien habló sobre el antes y el después de los resultados del tratamiento para la condición, tras haberse diseñado los medicamentos biológicos.

“La psoriasis no es contagiosa. Tampoco es cáncer. Aunque no existe cura, sí existen  tratamientos efectivos para controlarla. Hay un antes y un después con estos medicamentos. Se puede tener una vida normal, aunque hay que estar atentos a posibles efectos secundarios”,

estableció el doctor Mercado Seda, quien realiza sus prácticas en Mayagüez.

El médico, egresado del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, habló a pacientes y familiares sobre los tratamientos existentes, y cuáles son más efectivos en diferentes etapas o manifestaciones de la condición.

El especialista explicó que el tratamiento tópico, con cremas o ungüentos, controlan la condición cuando se manifiesta como una lesión simple con enrojecimiento, picor y escamas. Solamente en casos muy leves, el paciente puede mostrar alivio con el uso de hidrocortisona, advirtió el galeno. Por otro lado, hay otros medicamentos tópicos recetados que son más efectivos y con efectos más duraderos.

Cuando el tratamiento tópico no es lo suficientemente efectivo, ya que la condición se encuentra en su etapa moderada, se agrega un medicamento vía oral o inyectable y se puede utilizar en combinación con luz ultravioleta o rayos láser.

En caso de que la psoriasis sea de moderada a severa, se recomiendan los medicamentos biológicos que son inyectables, apuntó el especialista.

Entre sus posibles efectos secundarios está la inmunodepresión, lo que significa que -al afectar el sistema inmune- puede reactivar la tuberculosis y la hepatitis en un paciente que la haya sufrido, por lo que antes de iniciar un tratamiento con este tipo de medicamentos se realizan pruebas.  

Al ser inquirido por MSP, el galeno dijo que la mayor parte de los pacientes son apegados al tratamiento, y mayormente si es inyectable. “Hay de todo, pero si es inyectable son bastante apegados al tratamiento y la farmacia especializada les entrega el medicamento, lo que también ayuda a que lo sigan. Cuando es oral a veces no se acuerdan”, puntualizó el doctor Mercado Seda.

Entre el 35 y 90 por ciento de las personas que desarrollan la condición tienen predisposición genética.

La literatura establece que la psoriasis puede aparecer desde la infancia hasta la octava década de vida. Se han reportado 2 picos en la aparición de la condición: uno entre 20-30 años y el segundo entre 50-60 años.

Según estudios sobre la prevalencia de esta condición, unos mencionan que la mujer suele ser un poco más prevalente y otros que el hombre, pero en general la prevalencia es igual en hombres y mujeres, indicó el doctor.

Un impacto importante más allá del efecto en la piel y en las coyunturas -si evoluciona en psoriasis artrítica- es el emocional, ya que la persona puede llegar a desarrollar depresión, mencionó Mercado Seda.   

Comentarios

X