Paciente boricua enfrenta exitosamente diagnóstico de melanoma en etapa tres

Militza Negrón Colon, Enfermera Oncóloga junto a Emilio Cintrón paciente

Giovanny Vega
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La inmunoterapia surgió espontáneamente como una nueva modalidad de tratamiento contra el cáncer de piel tipo melanoma y terminó siendo el remedio para controlar y neutralizar el avance de la enfermedad en un paciente puertorriqueño.

Emilio Cintrón, de 57 años, notó sangre en su toalla luego de bañarse. Al pedirle a su hermana que lo examinara, notó que el sangrado provenía de un lunar en la parte superior izquierda de su espalda.

Sin tomar acción por varios días, en gran medida porque no sentía ningún tipo de dolor ni molestia, el contratista de profesión visitó un dermatólogo y tras realizarse una biopsia recibió la noticia de que sufría de este agresivo tipo de cáncer.

Distintos melanomas de la piel

Acto seguido, fue referido al Hospital Oncológico Isaac González Martínez, en Centro Médico, donde se le removió el lunar y cinco nódulos, de los cuales dos arrojaron positivo a células de melanoma. Sin embargo, el remedio para terminar con el cáncer tocaba a las puertas.

El próximo paso, por recomendación del médico oncólogo que le atendió, sería la novel modalidad de la inmunoterapia. Hoy, un año después de comenzar el tratamiento, Cintrón puede decir que está libre de la mortal enfermedad.

Las areas afectadas por el melanoma fueron la espalda y la axila. Tras la remoción de los nódulos esta es la apariencia.

“Este mes cumple un año y su tratamiento ha sido todo un éxito ya que lo ha tolerado, no ha interferido en su trabajo ni sus actividades del diario vivir y lo más importante, no ha presentado en sus evaluaciones y estudios de seguimiento la presencia de Melanomas”, explicó Militza Negrón, enfermera oncóloga que le administra las inmunoterapias a Cintrón.

Negrón le administra al paciente, natural de Naranjito, Puerto Rico, su inmunoterapia vía intravenosa cada 14 días, evalúa mensualmente las enzimas hepáticas, pancreáticas y los niveles de TSH, mantiene la observación luego de la infusión y realiza entrevistas en cada tratamiento con el fin de identificar cambios.

“Ciertamente, las inmunoterapias llegaron para quedarse porque les brinda a los pacientes con cáncer otra opción de tratamiento que muestra ser efectiva. Una de las ventajas es la baja toxicidad”, añadió.

De acuerdo con Negrón, los tratamientos contra el cáncer han evolucionado drásticamente debido al surgimiento de esta terapia. De hecho, día a día los profesionales de la salud identifican nuevas indicaciones, logrando que la inmunoterapia funcione en otros tipos de cáncer.

La inmunoterapia permite mantener una mejor calidad de vida mientras se administra el tratamiento, contrario a las quimioterapias, que se caracterizan por ser una de las primeras opciones para tratar el cáncer aún con altos grados de toxicidad.

X