Otorgan privilegiada certificación de CPR Emocional al Hospital Capestrano de San Juan

De derecha a izquierda: Dr. Daniel Fisher, psiquiatra de la Universidad de Harvard y la licenciada Marta Rivera Plaza, directora ejecutiva del Hospital San Juan Capestrano. Foto por: Erika Rodriguez.

El Hospital San Juan Capestrano recibió la certificación en CPR Emotional (ECPR) de la Substance Abuse Mental Health Services Administration (SAMHSA), que convirtió a la institución hospitalaria en la única en Puerto Rico autorizada a capacitar a profesionales de la salud y otras entidades en el manejo y estabilización de personas en estado de crisis emocional, según relató en entrevista con la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) la licenciada Marta Rivera Plaza, directora ejecutiva.

Unos 24 profesionales del centro hospitalario, destacado en el tratamiento de pacientes con condiciones mentales en Puerto Rico, recibieron el adiestramiento por parte del doctor Daniel Fisher, psiquiatra graduado de la Universidad de Harvard, quien fue diagnosticado con esquizofrenia desde sus 24 años.

A partir de ese diagnóstico, el especialista desarrolló su propia filosofía de tratamiento hacia las enfermedades mentales.

A partir de ese estado emocional severo, yo necesitaba una persona que me escuchara y se quedara conmigo. El profesional de la salud que se enfrenta a este tipo de panorama tiene que estar dispuesto a asumir un rol de respeto y diálogo. Lo importante es que esta persona no sea juzgada, sienta apoyo y esa conexión emocional por parte del profesional de la salud», indicó el doctor Fisher.

El doctor Fisher se convirtió en voz de estos pacientes una vez completó su bachillerato en bioquímica, caracterizada por estar alejada de toda imposición autoritaria.

Más bien, promueve la conexión directa con el paciente sin tratar de analizar el porqué de su situación, apoyarlo, y que de esta forma, pueda recuperar su equilibrio emocional.

En el adiestramiento incorporamos las mejores prácticas para recuperar el equilibrio mental, entre ellos, los diez componentes del Modelo de Recuperación de la Substance Abuse Mental Health Services Administration. El mayor reto es que el profesional no comparta sus propias emociones, sino que se convierta en un lazo de apoyo y paz para el paciente. Que lo escuche, que le ayude a bajar el estrés al paciente, que no sienta miedo al tocarlo si el paciente lo permite», expuso.

Rompen los estigmas

De otra parte, la licenciada Rivera Plaza manifestó que el adiestramiento ayudará al equipo médico a continuar rompiendo los estigmas sociales que existe hacia la población con condiciones mentales en Puerto Rico.

Una de las cosas que queremos es romper estos estigmas que existen con estos pacientes. Detrás de esa etiqueta hay un ser humano con necesidad de ayuda. Nosotros recibimos 500 pacientes al mes con distintas condiciones, necesidades, traumas, que no puede manejar su estado emocional y puede atentar contra la vida de otro y de la suya propia. Para esas personas tenemos la ayuda», puntualizó.

Además, la licenciada indicó que podrían expandir esta iniciativa hacia las salas de emergencias del país que también reciben pacientes en estado de crisis para que el personal más allá de imponer autoridad como medio de control de la situación traumática, brinde apoyo y el mensaje de esperanza.

Para más información sobre el CPR Emocional, puede comunicarse al 787.625.2900.

Comentarios

X